Tag Archives: Expresionismo alemán

NARCOLEPSIA

AVISO: Es probable que debas leer mas de 147 caracteres para comprender este artículo en su totalidad.

A pesar de la aparente simplicidad del vestuario me es difícil encontrar un rostro de mujer que tenga su piel tal cuál es. Nuestra época ha supuesto el triunfo del maquillaje. Y no solamente el de los rostros, sino sobre todo el del espíritu(…)Vivimos en plena violencia y nos encontramos probablemente a las puertas de una violencia mayor todavía. Hacemos todo lo posible por dirigir esta operación “con dulzura”, por triunfar mediante la persuasión. De ahí surge el cáncer de nuestra sociedad: la publicidad

Jean Renoir 5 marzo de 1971

Creo haber puesto este texto con anterioridad en alguna otra entrada, pero por todo lo que está pasando me gusta recordarlo. Esa violencia mayor a la que se refiere Renoir, hace tiempo que está con nosotros. Nos rodea constantemente, en todas partes. Es muy difícil tener pensamientos propios, razonados, que se alejen de las opiniones que todos tenemos y que en su gran mayoría no son más que la repetición de un mensaje que hemos visto o leído en algún lugar. Y puede que estemos de acuerdo con ello, pero el trabajo lo ha hecho otro. Todo rápido y claro, que no estamos para usar la cabeza. Por favor, no vayan molestarme en el poco rato que tengo libre.

Como no quiero generalizar y caer en errores superficiales y porque no voy a invertir más de una hora en esto, que me canso, voy a hablar de un par de ejemplos concretos dentro de lo que nos atañe o interesa que son las películas. Para ello podría usar una infinidad de ellas, pero he elegido dos que han sido vista y aclamadas por todos. Metrópolis de Fritz Lang y  The Dark Knight Rises de Christopher Nolan.

AVISO: el análisis está basado en el datos objetivos, quiero seguir manteniendo ciertas amistades que adoran estás películas.

Metrópolis habla sobre un distopía futurista en la que una clase privilegiada vive en la superficie de la ciudad, a costa de los trabajadores que la mantienen desde su encierro en el subsuelo. Freder, el hijo del dirigente de Metrópolis, descubre la situación de la clase obrera y junto a Maria, de clase trabajadora, pretenden unificar los dos mundos a través del amor. Al enterarse de esto Johan, el director de la ciudad, habla con un científico llamado Rotwang, que crea un robot con la misma apariencia de Maria, con la intención de manipular a los trabajadores. Lo que no sabe Johan es que Rotwan se la tiene guardada por haberse tirado a su mujer y pretende destruir la ciudad. Al final el odio se les va de las manos a los trabajadores e inundan su propio submundo. Desesperados por el error que han cometido suben a la superficie en busca de la que creen que es Maria. Al final se descubre el engaño del robot y la verdadera Maria y Freder intervienen en la mediación entre los trabajadores y Johan. Acabando la película con un apretón de manos entre Johan y el representante de los trabajadores y con un texto que dice.” El mediador entre la cabeza y las manos debe ser el corazón”

The Dark Knight Rises, por su parte, trata sobre…bueno ya sabéis de que trata, solo resaltar unos cuantos datos; Gotham que se encuentra en estado de paz gracias a las mentiras que han sido necesarias para crear la Ley Dent. Bane planea un caos financiero que tiene como único objetivo arruinar a Bruce y que éste ceda el control del su empresa a Miranda Tate, que resulta que no es la filántropa que aparenta sino que en realidad es hija de Ras Al Ghul y no Bane, como nos hacen creer a lo largo de toda la película. Batman finge su propia muerte y asegura la continuidad de su legado dejando al policía John Blake al cargo de lo que era Batman.

Las dos películas son impecables a nivel técnico, cada una es su época y las dos películas y tiene algo en común; la mentira.

Captura de pantalla 2014-01-10 a la(s) 15.26.23En Batman es totalmente evidente, desde el principio al final se juega con la ambigüedad de los personajes, la mentira se usa como una herramienta para un fin, pero solo la mentira final , la simbólica, anidada en la emoción es la que funciona. En Metrópolis el engaño también forma parte de la trama, están engañados los privilegiados que viven sin saber, los obreros, luego el robot falso, etc…acabando con la supuesta unión de los trabajadores con el capital. Pero en realidad no es más que una especie de seguro, una póliza de apaciguamiento que provee al capital del medio necesario, el corazón, para mantener el status quo despojando a los trabajadores de conseguir su objetivo. Para comprobar objetivamente lo que digo, en el primer caso ya se en cargan los personajes de decirlo de su propia boca. Captura de pantalla 2014-01-10 a la(s) 15.20.42En el segundo hay que fijarse un poco más. En la secuencia final, en la que se supone la libertad y el nuevo comienzo, Lang continúa con el esquema inicial de puesta en escena en la que los trabajadores que suben de manera mecánica y en forma de triángulo hacia el industrial que se encuentra en lo alto, resaltando su omnipotencia. El padre ha superado al hijo, ahora el capital tiene una herramienta eficaz para sus fines.

Fritz Lang y Thea von Harbou, tenían diferentes posiciones políticas. Para esta película en concreto, se dice que Lang estuvo más centrado en lo técnico y su mujer en el guión. Ella era simpatizante del nacionalsocialismo y él no. Los hermanos Nolan deben de ser liberales,  no lo sé, ni importa. Lo que está claro es que toda esta gente sabe bien lo que están contando. En el caso de los Nolan, todas sus películas tratan sobre la información y su manipulación y puede que solo sea por que no hay nada más cinematográfico que la mentira pero lo cierto es que en este tema son unos cracks.

Lo que me preocupa y desagrada es que actualmente la información en los Blockbusters parece directa, pero no lo es.  Todo el mundo es crítico pero solo de la capa superficial de la película, su guión, aspectos técnicos y demás. El trabajo duro queda por hacer. Se desprecia al espectador y lo que es peor aún el espectador lo acepta como tal y muchas veces no es capaz de ver la realidad de lo que le están contando. No sé como sería en la época de Metrópolis pero por lo menos Lang mantiene una coherencia estética con lo que está contando. Actualmente es muy difícil ver esto en un blockbuster o bueno en casi ninguna película. Todo es conformista. Sino ¿alguien me puede decir que les pasa a los actores de The Dark Knight Rises? Su actuación es tan ridícula por momentos, culpa de lo que sale de sus bocas, que es posible achacar como dice el internauta del siguiente video, la muerte de Marion Tate, a un raro ataque de narcolepsia.

Para finalizar contraatacar contra aquellos que dicen que no siempre se puede ir al cine a destrozarse la cabeza o ver cosas oscuras y pesimistas, estoy de acuerdo con ellos. Pero el cerebro está para usarlo, aunque sea de vez en cuando. Y todo lo que pasa a nuestro alrededor es resultado de nuestros pensamientos. Hay que ser consecuente. Como decía Kubrick de La lista de Schindler “el problema de lista de Schindler es que Steven hizo una película sobre el éxito, pero el Holocausto solo se puede tratar desde el fracaso”

Saludos.

Advertisements

La brujería a través de los tiempos

Mezcla de material documental y ficción. Repaso del mundo del ocultimo, la mágia negra y la brujeria en la edad media.

GÉNERO Documental,Terror. Expresionismo
Título Original: Häxan
Francia: 1922
Dirección: Benjamin Christensen
Guión: Benjamin Christensen
Fotografía: Johan Ankerstjerne
Reparto: Elisabeth Christensen, Astrid Holm, Karen Winther, Maren Pedersen, Ella La Cour, Emmy Schönfeld, Kate Fabian, Oscar Stribolt, Benjamin Christensen

Imagínate que hay una guerra y nadie va…

Si alguien me cae bien ese es Bertolt Brecht.  Para los que no sepáis quién es,  fue uno de los dramaturgos mas influyentes del siglo pasado. Cantante y poeta, mantuvo una visión crítica de la sociedad en la que vivía atacando principalmente a la clase burguesa. Su mayor aportación fue el teatro épico y su técnica de distanciamiento. Para Bretch el teatro basado en sentimentalismos y romanticismos era un práctica ociosa que anulaba la capacidad de pensar del espectador, atontándolo. Para romper con ello, invento una serie de métodos que alejaban al espectador de la identificación con los personajes. Los actores interpretaban sus papeles de forma convincente, pero el público siempre debería de tener presente que los personajes son actores. Introdujo música en las escenas que ironizaba el efecto emocional esperado, carteles o anuncios que interrumpían o resumían la acción, redujo al mínimo la gestualidad de los actores y rompió con “la cuarta pared” Todo para combatir un teatro que no aportaba nada más que entretenimiento. Se debía de analizar el texto desde lejos, no sentirlo.

Bretch dijo: “ ¿El arte es un reflejo social o es el instrumento que la esculpe a golpes?  Esta cita lleva ya unos cuentos años en mi cabeza. Cada vez que veo una película, leo un libro, escucho una canción…vuelve a mi como un sueño recurrente. He pasado un tiempo buscando información al respecto. La Nouvelle Vague, el Tercer Cine y el Expresionismo Alemán son los movimientos, en mi humilde opinión, más interesantes a este respecto y no precisamente en ese orden. El Expresionismo alemán es un reflejo social en su mayor parte, El tercer cine un instrumento escultor y la Nouvelle Vague cogería de ambos extremos.

Toda la época expresionista podría traducirse en la radiografía de una Alemania de la postguerra, un posterior periodo de estancamiento político social, la Alemania pre-nazi y el inicio del periodo nazi. La Nouvelle Vague es cine que habla básicamente de cine. Rompiendo esquemas establecidos en los modelos cinematográficos. Un cine en constante evolución. Y el Tercer cine, un movimiento latinoamericano que como base tiene la de ir en contra del imperialismo americano, tanto en el fondo como en la forma. Este movimiento debe mucho a la Nouvelle Vague aunque reniegan de ellos por considerarlos elitistas y superficiales. No voy a entrar mucho más en estos temas, ya que darían para escribir unos cuantos libros. Además yo no es que sea un experto. Me interesa mucho la época expresionista, he de reconocer. Una época dura, sombría, mística e incluso esotérica. Pero lo que me interesa sobre todo es pensar como una serie de películas pudieron (o no) ayudar a la subida del poder de los Nazis, como se sugiere entre líneas en el libro de Siegfried Kracauer de Caligari a Hitler. La UFA (Universum Film AG) en Alemania se dio cuenta, después de la primera guerra mundial que su pueblo sufría una gran desmoralización y que parte de ello eran culpables las películas norteamericanas, que siempre dejaban en mal lugar a los Alemanes. La UFA contraatacó con una serie de películas propagandísticas que ensalzaban el valores alemanes. Pero no funcionaron, eran demasiado explícitas en sus argumentos. Los éxitos expresionistas y la posterior estabilización de Alemania borró los films propagandísticos hasta la llegada de Hitler.

La sutileza es la clave, no decir, sino hacer creer. Llegar a un lugar donde la razón deja paso a la emoción. Esto puede, en algunos casos, hacer que el espectador viva una experiencia inolvidable. Pero esto es un arma de doble filo. No me acuerdo quién dijo que si se repite constantemente algo con lo que el público no está de acuerdo incluso que odia, una y otra vez, finalmente se convertirá en un reflejo social aceptado. De verdad, aterrador. No sé hasta que punto esto puede llegar a ser cierto, pero lo que está claro es una cosa. ¿Cuántas películas de guerra, invasiones, salvadores se hacen al año?¿Por qué la mayoría de los video juegos son Shot’em ups de militares, guerras, y demás estupideces? Evidentemente no es lo único que hay y cada uno es responsable de sus actos, ¿no? Lo preocupante de todo esto es que, estos productos, en su mayoría están destinados a niños y adolescentes que lo tragan como hamburguesas del  Mc Donalds ¿Pero qué te sucede si solo comes hamburguesas? Pues lo mismo le pasa al cerebro. Yo me crié con la televisión, series, películas, dibujos animados…en su mayoría americanas. Sabía como era un instituto en California, pero no como era en Madrid. Es lamentable. Por suerte en mi casa no solo comíamos hamburguesas. Ahora estoy a dieta y hago ejercicio cada día, ejercicio mental. Espero estar en forma algún día. Aunque quiero romper una lanza a favor de la comida rápida. Hay buen cine comercial libre de propagandas encubiertas, no abunda, pero si hay. Y la verdad es que de vez en cuando, sienta bien comerse un grasienta hamburguesa. Hace poco vi Millenium de David Fincher y la verdad es que quedé satisfecho. Y aunque prefiero la dieta mediterranea, no hay que dejar de probar sabores nuevos.

Para terminar;

“Ojala que la llama del entusiasmo no se extinga nunca. Esta sola llama da luz y calor al arte moderno. Levantándose de las profundidades del pueblo este arte debe siempre volverá él y encontrar allí su fuerza. El poder basado en las armas puede ser bueno; es, sin embargo, preferible y más satisfactorio ganar el corazón del pueblo y conservarlo”

J.G. ¿Quién será?

No dejéis de entrenar.

Filmografía F.W. Murnau


Filmografía de uno de los directores alemanes mas influyentes de la época expresionista.

Der Knabe in Blau (1919)
Der Januskopf (1920)
Abend – Nacht – Morgen (1920)
Satanás (1920)
Sehnsucht (Desire) (1920)
Der Gang in die Nacht (1920)
Der Bucklige und die Tänzerin (1920)
Schloe Vogeloed (1921)
Marizza (1922)

Nosferatu, una sinfonía del terror. (1922)

Phantom (1922)
Der Brennende Acker (1922)
Die Austreibung (1923)

El último  – Der Letzte Mann (1924)

Die Finanzen des Großherzogs (1924)
Tartufo – Herr Tartüff (1926)

Fausto (1926)

Amanecer – Sunrise,A Song Of Two Humans (1927)

Four Devils (1928)
City Girl (1930)

Tabú (1931)

Der Müde Tod – Destiny (1921) Las tres luces.

Der Müde Tod- Destiny (1921)
Director: Fritz Lang
Guión: Fritz Lang, Thea von Harbou
Fotografía: Bruno Mondi, Erich Nitzschmann, Herrmann Saalfrank, Bruno Timm, Fritz Arno Wagner

Genuine: A Tale of a Vampire (1920)

Director: Robert Wiene
Guión: Carl Mayer
Fotografía: Willy Hameister (B&W)
Reparto:  Fern Andra, Albert Bennefeld, Lewis Brody, John Gottowt, Ernst Gronau, Harald Paulsen, Hans Heinrich von Twardowski

Metrópolis

Director: Fritz Lang
Guión: Thea von Harbou
Música: Bernd Schultheis & Gottfried Huppertz
Fotografía: Karl Freund & Günther Rittau (B&W)
Reparto: Gustav Fröhlich, Brigitte Helm, Alfred Abel, Rudolf Klein-Rogge, Fritz Rasp, Theodor Loos, Heinrich George, Fritz Alberti, Grete Berger, Heinrich Gotho, Georg John, Olaf Storm