Tag Archives: Actores

Kubelik por supuesto, Shirley MacLaine ni idea

-Menuda película el apartamento-
-Sí, es maravillosa, y qué guapa está Ms. Kubelik, y haciendo de Irma son sus momentos cumbres
-Te refieres a Shirley MacLaine.-
-Eso, casi nunca me acuerdo del nombre de los actores.-                                                    -¡Pero cómo es posible! Si te gusta tanto el cine….

Y así un par de decenas de conversaciones.
Rara vez recuerdo nombres de actores, y me lío con el de directores y guionistas. Eso sí, C.C Baxter y Ms. Kubelik no se me olvida desde el primer momento que la vi.
Hace unos años me obligué, o intenté obligarme, a ser un mitómano. Directores, actores, guionistas, sus vidas, sus cuitas, sus preocupaciones… pero fue inútil.
El “star system” me resulta agotador, me estropea el juguete.
Evidentemente hay actores, actrices y otros profesionales del cine que admiro por encima de otros, pero son aquellos de los que me olvido a los 3 minutos de empezar las películas. Los personajes de estas historias son algunos de mis mejores amigos y ser muy consciente de la farsa, o de las virguerías técnicas romperían todo aquello por lo que disfruto en una sala de cine. La heroína con Mike Renton, la conquista del desierto con T. E. Lawrence, comerme una suela de zapato con Charlot, robar una máquina de escribir con Doinel… todas esas cosas las he vivido de verdad y no quiero que nadie me muestre lo contrario sólo para ser consciente de lo bueno que es en su trabajo.
Se nota cuando hablo actores con otras personas. A mí Marlon Brando no me gusta. Es un gran actor, tiene una técnica prodigiosa y su magnetismo es indudable , pero a mí me agota. Nunca veo a sus personajes, veo a esa persona que se impone a ellos, estoy viendo una película de Brando, por el contrario está Jack Lemon, una persona tan dotada o más para la interpretación que Brando, un tipo exagerado en sus gestos pero en el que jamás transcendía la persona, sólo el personaje. Sospecho que tiene que ver con estar encantado de conocerse o encanto de contar historias con otras personas. Pero es simplemente mi opinión.
Los directores no están exentos de estos problemas. Igual que un actor tiene que ser consciente de que existen personajes grises, que deben de ser grises para la historia y no tienen que tener momentos geniales, no todos los planos deben cargarse de significado, no todos los movimientos de cámara deben ser audaces. No hay que confundir la personalidad rodando con, de nuevo, imponerte sobre la historia. Escribiendo esto me acuerdo de Nolan, un director con tan buena prensa al que, según mi humilde opinión, le vendría genial tomarse mucho menos en serio a sí mismo.
Y es que al final, se trata de contar una historia. Es lo que me interesa como creador y como espectador, y da igual quién la ruede, quién la monte. Sería maravilloso oir a una persona hablar maravillas de una película rodada por mí y que no sepa quién la hizo ni recuerde a los actores, que definitivamente la obra prevalezca sobre el autor.
Y es que si un director o un actor es más interesante que la historia no entiendo el trabajo de rodar. Puede uno salir con una silla a un escenario y hablar de sí mismo.

Advertisements