Category Archives: Dirección

NARCOLEPSIA

AVISO: Es probable que debas leer mas de 147 caracteres para comprender este artículo en su totalidad.

A pesar de la aparente simplicidad del vestuario me es difícil encontrar un rostro de mujer que tenga su piel tal cuál es. Nuestra época ha supuesto el triunfo del maquillaje. Y no solamente el de los rostros, sino sobre todo el del espíritu(…)Vivimos en plena violencia y nos encontramos probablemente a las puertas de una violencia mayor todavía. Hacemos todo lo posible por dirigir esta operación “con dulzura”, por triunfar mediante la persuasión. De ahí surge el cáncer de nuestra sociedad: la publicidad

Jean Renoir 5 marzo de 1971

Creo haber puesto este texto con anterioridad en alguna otra entrada, pero por todo lo que está pasando me gusta recordarlo. Esa violencia mayor a la que se refiere Renoir, hace tiempo que está con nosotros. Nos rodea constantemente, en todas partes. Es muy difícil tener pensamientos propios, razonados, que se alejen de las opiniones que todos tenemos y que en su gran mayoría no son más que la repetición de un mensaje que hemos visto o leído en algún lugar. Y puede que estemos de acuerdo con ello, pero el trabajo lo ha hecho otro. Todo rápido y claro, que no estamos para usar la cabeza. Por favor, no vayan molestarme en el poco rato que tengo libre.

Como no quiero generalizar y caer en errores superficiales y porque no voy a invertir más de una hora en esto, que me canso, voy a hablar de un par de ejemplos concretos dentro de lo que nos atañe o interesa que son las películas. Para ello podría usar una infinidad de ellas, pero he elegido dos que han sido vista y aclamadas por todos. Metrópolis de Fritz Lang y  The Dark Knight Rises de Christopher Nolan.

AVISO: el análisis está basado en el datos objetivos, quiero seguir manteniendo ciertas amistades que adoran estás películas.

Metrópolis habla sobre un distopía futurista en la que una clase privilegiada vive en la superficie de la ciudad, a costa de los trabajadores que la mantienen desde su encierro en el subsuelo. Freder, el hijo del dirigente de Metrópolis, descubre la situación de la clase obrera y junto a Maria, de clase trabajadora, pretenden unificar los dos mundos a través del amor. Al enterarse de esto Johan, el director de la ciudad, habla con un científico llamado Rotwang, que crea un robot con la misma apariencia de Maria, con la intención de manipular a los trabajadores. Lo que no sabe Johan es que Rotwan se la tiene guardada por haberse tirado a su mujer y pretende destruir la ciudad. Al final el odio se les va de las manos a los trabajadores e inundan su propio submundo. Desesperados por el error que han cometido suben a la superficie en busca de la que creen que es Maria. Al final se descubre el engaño del robot y la verdadera Maria y Freder intervienen en la mediación entre los trabajadores y Johan. Acabando la película con un apretón de manos entre Johan y el representante de los trabajadores y con un texto que dice.” El mediador entre la cabeza y las manos debe ser el corazón”

The Dark Knight Rises, por su parte, trata sobre…bueno ya sabéis de que trata, solo resaltar unos cuantos datos; Gotham que se encuentra en estado de paz gracias a las mentiras que han sido necesarias para crear la Ley Dent. Bane planea un caos financiero que tiene como único objetivo arruinar a Bruce y que éste ceda el control del su empresa a Miranda Tate, que resulta que no es la filántropa que aparenta sino que en realidad es hija de Ras Al Ghul y no Bane, como nos hacen creer a lo largo de toda la película. Batman finge su propia muerte y asegura la continuidad de su legado dejando al policía John Blake al cargo de lo que era Batman.

Las dos películas son impecables a nivel técnico, cada una es su época y las dos películas y tiene algo en común; la mentira.

Captura de pantalla 2014-01-10 a la(s) 15.26.23En Batman es totalmente evidente, desde el principio al final se juega con la ambigüedad de los personajes, la mentira se usa como una herramienta para un fin, pero solo la mentira final , la simbólica, anidada en la emoción es la que funciona. En Metrópolis el engaño también forma parte de la trama, están engañados los privilegiados que viven sin saber, los obreros, luego el robot falso, etc…acabando con la supuesta unión de los trabajadores con el capital. Pero en realidad no es más que una especie de seguro, una póliza de apaciguamiento que provee al capital del medio necesario, el corazón, para mantener el status quo despojando a los trabajadores de conseguir su objetivo. Para comprobar objetivamente lo que digo, en el primer caso ya se en cargan los personajes de decirlo de su propia boca. Captura de pantalla 2014-01-10 a la(s) 15.20.42En el segundo hay que fijarse un poco más. En la secuencia final, en la que se supone la libertad y el nuevo comienzo, Lang continúa con el esquema inicial de puesta en escena en la que los trabajadores que suben de manera mecánica y en forma de triángulo hacia el industrial que se encuentra en lo alto, resaltando su omnipotencia. El padre ha superado al hijo, ahora el capital tiene una herramienta eficaz para sus fines.

Fritz Lang y Thea von Harbou, tenían diferentes posiciones políticas. Para esta película en concreto, se dice que Lang estuvo más centrado en lo técnico y su mujer en el guión. Ella era simpatizante del nacionalsocialismo y él no. Los hermanos Nolan deben de ser liberales,  no lo sé, ni importa. Lo que está claro es que toda esta gente sabe bien lo que están contando. En el caso de los Nolan, todas sus películas tratan sobre la información y su manipulación y puede que solo sea por que no hay nada más cinematográfico que la mentira pero lo cierto es que en este tema son unos cracks.

Lo que me preocupa y desagrada es que actualmente la información en los Blockbusters parece directa, pero no lo es.  Todo el mundo es crítico pero solo de la capa superficial de la película, su guión, aspectos técnicos y demás. El trabajo duro queda por hacer. Se desprecia al espectador y lo que es peor aún el espectador lo acepta como tal y muchas veces no es capaz de ver la realidad de lo que le están contando. No sé como sería en la época de Metrópolis pero por lo menos Lang mantiene una coherencia estética con lo que está contando. Actualmente es muy difícil ver esto en un blockbuster o bueno en casi ninguna película. Todo es conformista. Sino ¿alguien me puede decir que les pasa a los actores de The Dark Knight Rises? Su actuación es tan ridícula por momentos, culpa de lo que sale de sus bocas, que es posible achacar como dice el internauta del siguiente video, la muerte de Marion Tate, a un raro ataque de narcolepsia.

Para finalizar contraatacar contra aquellos que dicen que no siempre se puede ir al cine a destrozarse la cabeza o ver cosas oscuras y pesimistas, estoy de acuerdo con ellos. Pero el cerebro está para usarlo, aunque sea de vez en cuando. Y todo lo que pasa a nuestro alrededor es resultado de nuestros pensamientos. Hay que ser consecuente. Como decía Kubrick de La lista de Schindler “el problema de lista de Schindler es que Steven hizo una película sobre el éxito, pero el Holocausto solo se puede tratar desde el fracaso”

Saludos.

Advertisements

CONSEJOS PRÁCTICOS

adaptation

Consejos para ser director de cine; he escuchado muchos pero de todos, me quedo con dos. “Aprende a robar coches y a falsificar documentos” Wergner Herzog. Detrás de estas dos afirmaciones se esconde la idea de que la vida es el único maestro verdadero que se puede tener. Herzog , como muchos otros de los grandes ,nunca asistió a una escuela de cine y pensó en quemar la universidad en la que estudió poesía. Para él las escuelas de cine son la muerte de los instintos personales y anulan todo el desarrollo de la intuición. Yo estoy de acuerdo con una cosa, la sabiduría de la calle solo te la puede dar la calle. Es fundamental para rodar y mucho más para escribir un guión o hacer una entrevista. La intuición crece con el desarrollo emocional e intelectual. Son dos partes inseparables que se nutren una de la otra, pero es la emoción la que moldea. En eso estoy totalmente de acuerdo, no se puede enseñar en una escuela, al igual que a un pintor no se le puede enseñar a captar la tristeza de una mirada.

Hay que tener mucho cuidado. Yo en mi experiencia particular, he aprendido mucho más por mi cuenta que en muchas de las escuelas por las que he pasado. Pero de todas hubo dos en las que si aprendí muy buenas cosas y una de ellas fue la de cine. Tal vez fue por la ilusión que tenía o tal vez por la inexperiencia no lo sé, pero aprendí bastante. ¿Sobre como rodar una película? eso ya os digo que no. Solo se aprende en la calle, rodando y viviendo experiencias. Cagándola y cagándote en la madre de alguno. En cuanto a las técnicas de guión…bueno, caparon mi creatividad en un 80% Me leí un sin fin de libros sobre técnica de guión. McKee se convirtió en el Ave María de mi vida diaria. Pero no lograba avanzar, ni terminar nada con sentido. Pensé en dejarlo, pero no sin darme una última oportunidad. Mandé todas las técnicas de guión a la mierda y me puse a escribir un guión con solo dos condiciones; género y ambientación. Y magia…todo comenzó a fluir como nunca. Me comenzaron a pasar cosas que hasta entonces nunca me habían pasado. La que más me sorprendió fue la de estar como un lector que por primera vez coge un guión, solo que en este caso era yo mismo guionista y lector a la vez. No sabía como iba acabar ya que el argumento se iba transformando página a página. Los personajes me sorprendían y lo más importante de todo, comencé a disfrutar de escribir. Por otra parte descubrí que la técnica aprendida si es importante, pero que una vez asimilada, lo mejor que pude hacer fue olvidarme de ella de manera consciente y dejar que opere de manera natural. Es como cuando aprendes a conducir, al principio estás bloqueado, muchas cosas en las que pensar; freno motor, meto segunda al llegar a la rotonda, miro por el espejo retrovisor… No puedes conducir bien, pero una vez que te olvidas de todo, comienzas a ver el paisaje.

DISTORSIÓN SONORA

Sonido y silencio, luz y oscuridad. A veces no sé que estoy haciendo, no sé por dónde seguir ni qué hacer. No sé si mi esfuerzo es suficiente o si debo continuar. ¿Estoy a ciegas, sordo o enloquecido? La verdad,  es muy probable.
Al inicio, todo está muy claro, pero por el camino, la cosa se complica. A veces cuentas con la ayuda del equipo, de un actor, de un amigo…otras veces no. La preparación suele dar seguridad en uno mismo. En un rodaje, si conoces todos tus planos, la puesta en escena, la importancia de las palabras y de las situaciones, tendrás una luz que te guíe ante los problemas. Pero tal vez el problema sea esa propia organización, que corrompe la imaginación. Todo se vuelve estático, cuadriculado.
Yo me dedico a la dirección cinematográfica, no sé por qué. Nuca lo he sabido. La gente dice dedicarse a esto porque le apasiona, porque quieren contar historias, o por un sin fin de motivos. Yo no tengo ni idea, probablemente nunca lo descubra. Aunque si sé que la búsqueda de algo sin fin, en un mundo en el que las posibilidades son mínimas, me impulsa a seguir. Pero, ¿cómo no perderse? Puedes coger una balsa, una brújula e incluso unos prismáticos, pero el camino debe hacerse al andar. Es un viaje extraño, desde luego. Siempre buscando en el fondo de la mente, buceando y buceando, cada vez más hondo, cada vez más oscuro, esperando encontrar algo. Al igual que en mi vida diaria, cuando he tenido problemas o estados de ánimo deplorables siempre he tenido algo que me ha ayudado. El sonido, la música, un elemento que trabaja directamente con las emociones. Mucha gente dice que es transformadora, yo no estoy de acuerdo. De ser así, nos afectaría a todos por igual. Yo creo es que es un vehículo, una herramienta. Como usarla depende de cada uno. Para mi, es una brújula en las profundidades.
Todo esto puede sonar un poco abstracto, pero os voy a contar dos ejemplos en los que el sonido distorsiona la realidad.

1. Desde siempre, en España, hemos tenido un problema de aceptación con nuestro cine. Yo creo que en gran parte es por culpa los doblajes de películas extranjeras. Los dobladores son muy buenos y tienen grandes voces, muchas veces los actores no pueden competir, ni si quiera Clint Eastwood, la versión española le da mil vueltas. Pero el verdadero problema, no es que se doblen las películas, sino como se hace. Siempre se graban y se montan las voces de los actores como si estuvieran en primer termino. Esto elimina parte de la espacialidad y la naturalidad de los movimientos, y acostumbra al oído a algo muy artificial, que contrasta con nuestras películas, que en muchos casos, pecan (o pecaban) de una gran naturalidad en el sonido. Todo es cuestión de dinero y tiempo. Si así suena bien… pues ala. Es cierto que se doblan mejor las películas que en Rusia, donde un doblador hace todas las voces por encima de las originales pero lo cierto es, que esto solo ha beneficiado al cine extranjero y a los dobladores y ha distorsionado en parte nuestra realidad. Y siendo más prácticos, en versión original se aprende idiomas o por lo menos, por díos, que una misma persona no doble a ocho actores, es muy molesto estar en la cocina y creer que acaba de empezar una película con Robert de Niro y resulta que es con Gene Hackman. No me entendáis mal, no estoy en contra del doblaje, sino que pienso que está mal hecho, simplemente.

2. “no sé, pero hay algo que suena mal” ¡esta frase me encanta! Una de las cosas que estoy imaginando cuando trabajo con actores, es el sonido que rodeara toda la puesta en escena. El sonido que hacen los cuerpos al moverse, la respiración, la forma en la que se articulan las palabras, los ritmos, repeticiones, la superposición de temas… Todo ello genera estructuras muy ricas, que ayudan a la dirección de actores de una manera intuitiva e imaginativa. Evidentemente hay más cosas a parte del sonido, pero os aseguro que es una brújula, que llevo a todas las partes.

Por último os dejo un video-retrato que hice el año pasado, en el que desarrollé el guión y el 75% de todo el sonido, incluyendo efectos y ambientes, paralelamente.  El 25% restante se hizo en montaje y mezclas. No es la panacea ni mucho menos, pero bueno fue un buen experimento.

Salud.

Imagínate que hay una guerra y nadie va…

Si alguien me cae bien ese es Bertolt Brecht.  Para los que no sepáis quién es,  fue uno de los dramaturgos mas influyentes del siglo pasado. Cantante y poeta, mantuvo una visión crítica de la sociedad en la que vivía atacando principalmente a la clase burguesa. Su mayor aportación fue el teatro épico y su técnica de distanciamiento. Para Bretch el teatro basado en sentimentalismos y romanticismos era un práctica ociosa que anulaba la capacidad de pensar del espectador, atontándolo. Para romper con ello, invento una serie de métodos que alejaban al espectador de la identificación con los personajes. Los actores interpretaban sus papeles de forma convincente, pero el público siempre debería de tener presente que los personajes son actores. Introdujo música en las escenas que ironizaba el efecto emocional esperado, carteles o anuncios que interrumpían o resumían la acción, redujo al mínimo la gestualidad de los actores y rompió con “la cuarta pared” Todo para combatir un teatro que no aportaba nada más que entretenimiento. Se debía de analizar el texto desde lejos, no sentirlo.

Bretch dijo: “ ¿El arte es un reflejo social o es el instrumento que la esculpe a golpes?  Esta cita lleva ya unos cuentos años en mi cabeza. Cada vez que veo una película, leo un libro, escucho una canción…vuelve a mi como un sueño recurrente. He pasado un tiempo buscando información al respecto. La Nouvelle Vague, el Tercer Cine y el Expresionismo Alemán son los movimientos, en mi humilde opinión, más interesantes a este respecto y no precisamente en ese orden. El Expresionismo alemán es un reflejo social en su mayor parte, El tercer cine un instrumento escultor y la Nouvelle Vague cogería de ambos extremos.

Toda la época expresionista podría traducirse en la radiografía de una Alemania de la postguerra, un posterior periodo de estancamiento político social, la Alemania pre-nazi y el inicio del periodo nazi. La Nouvelle Vague es cine que habla básicamente de cine. Rompiendo esquemas establecidos en los modelos cinematográficos. Un cine en constante evolución. Y el Tercer cine, un movimiento latinoamericano que como base tiene la de ir en contra del imperialismo americano, tanto en el fondo como en la forma. Este movimiento debe mucho a la Nouvelle Vague aunque reniegan de ellos por considerarlos elitistas y superficiales. No voy a entrar mucho más en estos temas, ya que darían para escribir unos cuantos libros. Además yo no es que sea un experto. Me interesa mucho la época expresionista, he de reconocer. Una época dura, sombría, mística e incluso esotérica. Pero lo que me interesa sobre todo es pensar como una serie de películas pudieron (o no) ayudar a la subida del poder de los Nazis, como se sugiere entre líneas en el libro de Siegfried Kracauer de Caligari a Hitler. La UFA (Universum Film AG) en Alemania se dio cuenta, después de la primera guerra mundial que su pueblo sufría una gran desmoralización y que parte de ello eran culpables las películas norteamericanas, que siempre dejaban en mal lugar a los Alemanes. La UFA contraatacó con una serie de películas propagandísticas que ensalzaban el valores alemanes. Pero no funcionaron, eran demasiado explícitas en sus argumentos. Los éxitos expresionistas y la posterior estabilización de Alemania borró los films propagandísticos hasta la llegada de Hitler.

La sutileza es la clave, no decir, sino hacer creer. Llegar a un lugar donde la razón deja paso a la emoción. Esto puede, en algunos casos, hacer que el espectador viva una experiencia inolvidable. Pero esto es un arma de doble filo. No me acuerdo quién dijo que si se repite constantemente algo con lo que el público no está de acuerdo incluso que odia, una y otra vez, finalmente se convertirá en un reflejo social aceptado. De verdad, aterrador. No sé hasta que punto esto puede llegar a ser cierto, pero lo que está claro es una cosa. ¿Cuántas películas de guerra, invasiones, salvadores se hacen al año?¿Por qué la mayoría de los video juegos son Shot’em ups de militares, guerras, y demás estupideces? Evidentemente no es lo único que hay y cada uno es responsable de sus actos, ¿no? Lo preocupante de todo esto es que, estos productos, en su mayoría están destinados a niños y adolescentes que lo tragan como hamburguesas del  Mc Donalds ¿Pero qué te sucede si solo comes hamburguesas? Pues lo mismo le pasa al cerebro. Yo me crié con la televisión, series, películas, dibujos animados…en su mayoría americanas. Sabía como era un instituto en California, pero no como era en Madrid. Es lamentable. Por suerte en mi casa no solo comíamos hamburguesas. Ahora estoy a dieta y hago ejercicio cada día, ejercicio mental. Espero estar en forma algún día. Aunque quiero romper una lanza a favor de la comida rápida. Hay buen cine comercial libre de propagandas encubiertas, no abunda, pero si hay. Y la verdad es que de vez en cuando, sienta bien comerse un grasienta hamburguesa. Hace poco vi Millenium de David Fincher y la verdad es que quedé satisfecho. Y aunque prefiero la dieta mediterranea, no hay que dejar de probar sabores nuevos.

Para terminar;

“Ojala que la llama del entusiasmo no se extinga nunca. Esta sola llama da luz y calor al arte moderno. Levantándose de las profundidades del pueblo este arte debe siempre volverá él y encontrar allí su fuerza. El poder basado en las armas puede ser bueno; es, sin embargo, preferible y más satisfactorio ganar el corazón del pueblo y conservarlo”

J.G. ¿Quién será?

No dejéis de entrenar.

El aficionado

Hay muchas películas que hablan sobre la fascinación del hombre por el cine. Historias que hablan de personajes deslumbrados por la posibilidad de poder capturar la vida que cruza por el visor de su cámara, gente enamorada, a menudo obsesionada, por el proceso mágico de hacer una película, de filmar. Ahora mismo me vienen a la cabeza algunos títulos, quizá los más conocidos por todos, “Cinema paraíso”, de Tornatore, “Arrebato”, de Ivan Zulueta, o “El fotógrafo del pánico”, de Michael Powell. Pero hoy quiero hablaros de una película que vi hace tiempo, y que creo que podría entrar fácilmente entre las películas más importantes de este tipo de temática, se trata de “El aficionado”, de Krzysztof Kieslowski. Muchos dicen que es su mejor película, bueno, yo no estoy de acuerdo, pero ya se sabe, para gustos los colores… y yo, particularmente, siento debilidad por “Rojo” y “Azul”.

Pero sea o no su mejor película, “El aficionado” es una obra que hay que ver, y más si te gusta el cine.

“El aficionado (Amateur)” cuenta la historia de Filip Mosz, el trabajador de una fábrica que se compra una cámara de super 8 para poder grabar a su bebé a medida que va creciendo, mes tras mes. La primera vez que vemos a Filip filmar algo, es en una reunión de amigos que han ido a verle para celebrar el nacimiento de su hija. Para enseñarles el funcionamiento de la cámara, Filip comienza a filmar a todos sus amigos en un paneo que acaba en la televisión, donde Filip filma el final de un concierto de piano que están televisando. Es una secuencia, que a mi juicio, plantea la temática de la película. El cine dentro del cine. Más tarde, cuando Filip va a ver y filmar a su hija recién nacida, tiene lugar una secuencia que plantea la semilla de otra temática importante dentro de la película, la censura, cada vez más fuerte, más opresora, a la que va a ver sometido sus filmaciones Filip a lo largo de la historia. Cuando Filip va a filmar a su hija mientras le cambian los pañales, su mujer le dice que no lo haga, porque no es correcto grabar a una niña desnuda.

En cuanto el director de la fábrica donde trabaja se entera de que Filip tiene una cámara, le encarga la filmación de un acto conmemorativo que va a tener lugar en la fábrica. La empresa se ofrece a financiar la compra del material que necesite para realizar la filmación. Y así, Filip se enfrenta a su primer trabajo, y se profesionaliza un poco al hacerse con un trípode, rollos de película, y un proyector. Material que es propiedad de la empresa, claro. Pronto, Filip comienza a sentir la necesidad de filmarlo todo, y va siendo consciente de los valores de la narración. Y pronto, demasiado pronto, para mí gusto, su mujer empieza a ver la afición de Filip como algo peligroso que amenaza a su familia, como a una fuerza maligna que pretende arrebatarle a su esposo. Lo cierto es que, desde el momento en el que Filip filma la celebración de la fiesta, su destino queda claro, porque pasa a ser un hombre con una cámara pegada a la cara, que no se despega de ella ni un momento, porque si lo hace, puede que se pierda algo importante, puede que se le escape ese momento único, casual, mágico.

Tras su primer trabajo, y su primer contacto con la edición y el montaje, Filip conoce los primeros halagos, y también los primeros movimientos de censura, que le exigen que haga cambios en su obra. Pese a ello, Filip sigue formándose como autor, y empieza a ser cada vez más consciente de las herramientas que tiene a su alcance para captar la realidad. Un nuevo mundo se abre ante él, y curiosamente, cuanto más se abre ése nuevo mundo, más parece estrecharse el mundo que ya habitaba, y más recelosa se muestra su mujer. Cuanto más se apasiona por lo que hace, cuanto mayor es su obsesión, más se debilitan los cimientos en los que Filip ha sustentado su vida; trabajo, relaciones personales, familia. Todo se resiente bajo el peso de su recién descubierta vocación. El mundo entero y su propia vida se convierten en material de filmación, donde cada momento, aunque sea una discusión de pareja, puede ser encuadrado.

Aquí os dejo  el trailer:

Making off- La cuestión Humana-

Les Amants Cinéma es un interesante making off que muestra parte del trabajo realizado por Nicolas Klotz y Elisabeth Perceval, durante el proceso de realización de La cuestión Humana.

Cosas de guión.

Este verano he dejado que atravesaran mi retina dos de los títulos más comerciales del verano. Creo que necesito unas vacaciones urgentes. El caso,  The Dark Knight Rises y Prometheus. No voy a hacer una crítica un mucho menos, simplemente voy a hablar de las “implantaciones y cumplimientos” Son dos conceptos muy conocido por los guionistas y que hace alusión a introducir una información que a lo largo del film se resignificará y dará lugar y dimensión a un momento dramático. Para que lo entendáis fácilmente, en Funny Games (Michael Haneke) hay un plano en la escena en la que el padre y el hijo salen de su barco, al principio de la película, en el que vemos que se olvidan un cuchillo- implantación-  Al final de la película cuando los dos asaltantes llevan a la mujer atada al barco, recordamos automáticamente el cuchillo – cumplimiento –  Evidentemente ésta es una de las implantaciones más típicas del cine y Haneke la utiliza a modo de parodia rompiendo las expectativas cuando uno de los asaltantes ve el cuchillo y lo tira al agua sin darle importancia.

Hay implantaciones de todo tipo y de muchos niveles. Esto depende de la habilidad del guionista para plantearla y de la habilidad del director para mostrarla. Estas deben ser implantadas con la suficiente firmeza como para hacer volar la mente del espectador a secuencias pesadas. Sin son muy sutiles el público no las percibirá y si son muy obvias, anticipará  los puntos de inflexión, que es lo que pasa constantemente en The Dark Knight Rises y Prometheus. Además, hay que ajustar los explícito de la implantación dependiendo del público al que vaya dirigido.

A mi personalmente las implantaciones que más me gustan son las de carácter más sutil, casi desdibujadas, pero que, en algún sentido, ayudan a dar forma a la película. Mulholand Drive de David Lynch,  es una película que plantea una estructura desigual, zigzagueante. Nos introducimos en el misterio e intentamos averiguarlo junto a la protagonista, no es fácil. Poco a poco la emoción va ganando terreno hasta que finalmente sentimos y comprendemos a la protagonista, aunque no sabemos muy bien que ha pasado.  La película me afecto durante unos días. Creo que el acierto de las implantaciones que hay, es que son más bien pistas para entender el conjunto, aunque no del todo. 2001: A Space Oddisey funciona de manera similar.

El problema, para algunos claro, con este tipo de planteamiento, es que el espectador tiene que poner de su parte, sino no funciona. Y ahí está el problema, que funcione. No correr riesgos. Tener una garantía de rentabilidad. Actualmente todo el mundo se queja, concretamente hablo de  las dos películas veraniegas que nombraba al principio, que todo está demasiado mascado. Que explican todo al espectador como si fuera gillipollas y que intentan atar todos los cabos por absurdos que sean. La película tiene que funcionar y satisfacer todas las necesidades de todos los espectadores. Vamos, como la mayoría de las series de televisión. La verdad es que me parece estupendo, ahora bien, ya no es que expliquen las cosas sino como lo hacen. En The Dark Knight Rises y Prometheus he visto unas implantaciones que solo provocaban risa en los mejores casos. Información que sale de la boca de los personajes de manera repentina directa y clara.  Es cierto que así se entiende bien, pero se percibe cierto desprecio hacia el espectador al tratarlo como si fuera idiota. Los actores, hacen lo que pueden pero  no se lo creen ni ellos, pobre Michael Caine…

Y bueno solo comentar que es un gusto cuando estas estructuras clásicas están bien armadas y te llevan por un paseo en el que el tiempo desaparece. La última vez que pude sentir una sensación parecida no fue con una película, fue leyendo Neonomicon de Alan Moore. Como una vez me dijo un profesor, que para introducir una implantación de manera efectiva, hay que desfocalizar. Atraer la atención hacia otro lado e introducir la información de manera natural. Como el truco de un buen mago. Alan Moore es un experto en esto. En Neonomicon, hay pocas implantaciones, pero están perfectamente introducidas, de tal manera que al llegar a los cumplimientos el horror cobra dimensiones desconocidas y no puedes dejar de leer.

Bueno voy acabando, para contrastar, os dejo algunos enlaces de películas que ni siquiera tienen implantaciones ya que poseen estructuras diferentes. Y si, cada uno tiene que poner de su parte y nadie te va a llevar de la mano.

Un saludo a todos.

El séptimo Continente de Michael Haneke

http://www.filmaffinity.com/es/film332911.html

Naturaleza Muerta de Jia Zhang ke  

http://www.filmaffinity.com/es/film652064.html

 Gummo de Harmony Korine

http://www.filmaffinity.com/es/film834914.html

Tarnation de Jonathan Caouette

http://www.filmaffinity.com/es/film436348.html