Author Archives: Patricia Pozo

LOS BOCETOS DEL GUERNIKA COMO ARMA ARROJADIZA.

Acabamos de cambiar de año, y como siempre me pasa cuando supero un ciclo, bien porque lo marque un calendario, bien porque lo marque mi propia vida y sus andanzas, miro hacia atrás para volver a mirar hacia delante.

Últimamente he estado acordándome mucho de un artículo que escribí allá por el 2005, es curioso como ciertas frases y ciertos conceptos se quedan instalados en mi mente como mantras. Ya hace casi 8 años que escribí este artículo y muchas de las frases que hay escritas en él siguen formando parte activa en mi vida, hay otras que hacen que me replantee mis propios principios, ya que a veces los golpes de la vida hacen que se distorsionen y otras que me resultan un tanto ajenas.

Sea como fuere, es bonito reencontrarse contigo misma después de tantos años y verte desde fuera con una sonrisa…

blog

Os dejo con este artículo escrito por la Patricia Pozo de 25 años, esa que aun tenía carnet joven y no había empezado a estudiar cine. Espero que les guste, y que encuentren la relación con “acción fílmica”, desde mi punto de vista la tiene completamente…

Un saludo:

Buenos días.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LOS BOCETOS DEL GUERNIKA COMO ARMA ARROJADIZA.

Al elegir un título para este artículo pensé en otro que había leído hacía poco:”EL VÓMITO: ARMA ARROJADIZA” un título que desde el primer momento me atrajo, y que después de haber leído el contenido del escrito me quedé solo satisfecha en parte de las expectativas que esas palabras en negrita me aportaban. A partir de esta experiencia comencé a reflexionar sobre la apariencia de las cosas y su relación con el contenido de las mismas, sobre la variedad de discursos, la verdad…y en definitiva sobre aquella única frase que subrayé del texto:

 “(…)las perturbaciones de la sociedad del espectáculo; una sociedad ahíta de tanto exceso, harta de tanta sobra, saciada de indigestión; pero infinitamente insatisfecha y, paradójicamente, hambrienta”.

Antoni Marí (2004) El vómito: arma arrojadiza. Barcelona: La Vanguardia.

Este artículo había despertado algo en mí, aunque sólo fuese la curiosidad por ahondar más en un tema sobre el cual llevaba tiempo divagando sin obtener respuestas. 

Siempre me he preguntado cual es la razón por la que muchas veces compartimos estilos tan parecidos con artistas que no conocemos, yo no soy de esas a las que les gusta hacer homenajes a diferentes artistas de la historia del arte en sus obras, no, yo disfruto descubriendo todas las similitudes que existen entre una obra mía ya terminada y cualquier otra, disfruto descubriendo que otras personas ya se habían preguntado cosas que a mi me obsesionan; ya sea alguien como Tolstoy o un compañero de trabajo, ya sea un pintor famoso del siglo XIX o un grafitero anónimo que ha decorado el baño del bar en el que me encuentro orinando. Y me pregunto que hay de mío y de suyo en nuestras propias obras, y en nuestros propios pensamientos…si realmente somos individuos con identidad propia, si somos verdaderamente libres o somos seres construidos por nuestra sociedad.

El vómito, las heces y el grito aparecen constantemente en los dibujos que intento hacer desde que empecé mis años de universidad, sé que siento angustia y asco pero nunca habría sabido decir por qué exactamente, siempre he intuido que se debía a una crisis de identidad pero era cuando me preguntaba por qué cuando empezaba a divagar sin respuestas concluyentes y tranquilizadoras.

Ya hace alrededor de dos años que intentaron explicarme lo que significaba eso del postmodernismo y fue entonces cuando empezó mi angustia artística, pues la personal ya existía aunque no con tanta firmeza. Ya no era dueña ni de lo único que me iba a acompañar hasta el lecho de muerte; yo misma, mi ego era un muerto viviente. Cada vez me veo mas estúpida y no se hasta que punto soy libre de escapar del rebaño, soy un ser consumista con una vida programada, soy sólo un simulacro de lo que debería ser un ser humano…y sólo cuando vomito o escupo siento que estoy mas cerca de mi misma, me reconozco en lo abyecto, en eso que me impide ser todo lo racional que debiera ser un ser social. No se si sufro esa “esquizofrenia cultural” de la que habla Jameson cuando comienzo de manera angustiosa a preguntarme cuándo empezamos a ser así y si hay manera de frenarlo, porque dudo que el único eje del mal sea el capital, antes era la religión y ambas cosas las creamos nosotros mismos. Tengo miedo a caer en el nihilismo, miedo a rendirme y permanecer anclada al rebaño…

 El hecho de conocer el postmodernismo tampoco es una respuesta tranquilizadora, pero al menos ya no me siento tan sola.

El pasado dieciséis de noviembre hice una visita al museo Reina Sofía esperando encontrar alguna obra que me devolviese toda esta angustia y tenía grandes esperanzas de encontrarla cuando supe que había una exposición llamada “EL ARTE SUCEDE, origen de las practicas conceptuales en España (1965-1980)”.Pero aunque si hubo alguna obra que me resultó bastante divertida por su contenido irónico, la mayoría me dejaron igual que estaba. Pienso que habían perdido su capacidad de sorprender; que aunque sea una grave acusación (más si tenemos en cuenta el concepto que tenía Adorno de lo que debe ser una obra de arte), seguro que eran muy interesantes… seguro que si…y lo serían aun más si se entendiesen.

Como un inciso hablaré de una de las pocas obras que si me gustaron. Consistía en veinticuatro encuestas a diferentes galerías de arte de Madrid en el año 1974. Estas encuestas habían sido redactadas por un grupo de jóvenes artistas (el Grup de Treball) los cuales comenzaban estas encuestas con preguntas tales como;”¿en qué año se abrió la galería?”,”¿cómo definiría la línea de su galería?” a las que los galeristas respondían sin problema, eran preguntas sencillas. Pero en la quinta pregunta de doce empieza el bombardeo, y las respuestas comienzan a ser algunas ininteligibles y otras echan mano de una retórica bastante divertida. Unas de estas preguntas eran: “¿Está de acuerdo en que la galería establece y mantiene la plusvalía de la obra de arte?”,”¿Concibe la posibilidad del contacto artista – coleccionista, sin intermediario?”,”¿admitiría la práctica artística desligada de un valor de cambio?”,”En un contexto como el nuestro ¿cree posible un arte sin galerías (plusvalor) y sin coleccionistas(especulación)?”. Para terminar con una pregunta con la que definitivamente te echabas a reír, o al menos te sonreías;”¿es rentable su galería?”, la respuesta era sí. Mis reflexiones inmediatas fueron algo así como: “Patricia, haces bien en no quererte ganar la vida como artista”. Y es que, volviendo a lo que decía antes, es en mis vómitos donde únicamente me siento libre y venderlos significa vender mi propia libertad pero menos aún me gusta que especulen con ella. Seguramente muchos opinen que esta reflexión es excesivamente hippiesca o algo así, que no es para tanto. Y, si, tienen parte de razón, porque en el noventa por ciento de las veces (si no más) que intentemos ganarnos el pan, estaremos generando plusvalor; pero si eso tiene que ser así, que no sea con lo único que me hace sentir viva.

No satisfecha con lo que había encontrado en esta exposición, es más, hasta un poquito indignada y desesperada continué visitando las diferentes salas de ese antiguo hospital, que me estaba empezando a empapar de la angustia y del horror de lo que allí se había vivido.

De manera casi mágica llegué a la sala donde se expone permanentemente el Guernika y una serie de bocetos previos  él. Fue entonces cuando sentí que por fin había encontrado, entre tantísima obra de arte, algo con lo que realmente podía identificarme. Pero no fue la obra finalizada lo que mas me impactó, con todos esos turistas haciendo cola para verla mas de cerca, aunque si es cierto que su temática se ve reforzada por sus dimensiones y la convierte ya no solo en una obra de arte de un gran impacto visual sino que además es un símbolo del sufrimiento de un pueblo inmerso en una gran guerra de tan altos ideales. Y es que ya lo decía Picasso…

…”la pintura no ha sido hecha para decorar apartamentos. Es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo”…

BI151008

Y muchos son los que han copiado el Guernika para mostrarlo en las calles, que es donde debe estar, con el pueblo, entre él… nunca nada me había sido tal lejano por su grandeza y tan cercano por su humanidad, siendo la obra terminada la grandeza y sus bocetos lo humano, sus vómitos previos a la obra de arte. Me quede petrificada delante de uno de los estudios de la madre con el niño muerto a la que le había pegado pelo…y es que cuando uno quiere representar el horror siempre siente que se ha quedado corto, como cuando sueñas que te persiguen y no puedes correr más rápido o cuando gritas, que siempre quieres gritar más alto. Pero Picasso lo ha conseguido a través de estos bocetos, ha escupido su cuerpo, ha escupido el horror de un pueblo y el suyo propio.

Volviendo a hablar en términos posmodernos cabría hablar de la tesis de Julia Kristeva(Powers of horror ,1980)según la cual lo real no ha desaparecido del todo, abyectar es una  manera de enfrentarse a la realidad de frente, de separar aquello que configura nuestra subjetividad de aquello que nos permite vivir de manera coherente dentro la sociedad de consumo en la que vivimos, mediante lo abyecto. A mi entender lo abyecto representa aquello que viene a ser lo más real de la naturaleza humana, su animalidad, expulsada en forma de excreción asquerosa ;de vómito, de pus, de heces ,de sangre…El triunfo del cuerpo frente a una mente contaminada de simulacros, harta de tanta sobra y paradójicamente hambrienta. Una tímida aparición de la bestia frente al animal social. Y es que de alguna manera ha de escapar todo este malestar, pues si es cierto que nos construimos a partir  de los discursos que giran en torno a nosotros mismos, y dando por hecho que estos discursos dependen de las condiciones sociales en las que se generan, siendo estas las propias de una sociedad intangible, de la cultura del pastiche y los simulacros…¿no es de esperar que se asocie a lo humano con el horror?

Mas si tenemos en cuenta que los discursos están cimentados en el lenguaje, y que transformando el lenguaje existe la posibilidad de transformar lo socialmente aceptado;  y si entendemos el arte como otro lenguaje, y encontramos uno de los principales motivos del malestar en lo irreal de la sociedad de consumo…¿no sería interesante empezar a mostrar la “realidad” de las cosas mediante el arte para volver a acercar aquello de lo que nos separo la sociedad capitalista? Me refiero, por ejemplo, en mostrar ese malestar de manera explicita como muestra el Guernika, en definitiva hacer un arte de lucha comprensible y popular, desinstitucionalizarlo y hacerlo público. Que el arte se convierta realmente en algo en lo que todos nos podamos encontrar fabricado desde el individuo y dedicado a la colectividad.

Y concluyo…

Magos de la oscuridad…
*NO HAY CHISTERA*
Nacemos fruto de la luz y el líquido
Jugamos a dominar aquello mismo que somos;
como si fuésemos algo más grande que eso,
pero no hay color sin luz ni volumen sin agua
Un fotógrafo sin foto, un modelo sin alma…
¿qué es lo que posee el verdadero dominador?
Yo no soy el mago, SOY LA PALOMA; siendo que el MAGO
Ve la MAGIA en la CHISTERA y la PALOMA en el AIRE…
Pues esta no se sostiene, se vuela
ni se posee, se disfruta
MAGOS DE LA OSCURIDAD…
*NO HAY CHISTERA*

Por Patricia Pozo

blog

¿ARTE O DECORACIÓN?

Entre estas cuatro paredes, unidas por ángulos perfectos de 90grados, exactas en dimensiones a las de la casa de arriba, la de abajo, la izquierda y a la derecha. Mirando a través de la ventana, perfectamente rectangular y advirtiendo las mismas características en el edificio de enfrente, recuerdo algo que leí :

“Todo lo que hace el Poder del Universo lo hace en forma de círculo. El cielo es circular, y he oído decir que la tierra es redonda, y las estrellas son redondas. El viento, en su fuerza máxima, se arremolina. Los pájaros hacen sus nidos en forma de círculos, pues tienen la misma religión que nosotros. El sol sale y se pone en círculo, como la luna. Incluso las estaciones forman un círculo enorme, y vuelven siempre a donde estuvieron. La vida del hombre es un círculo de infancia a infancia. Nuestros tipis eran redondos como los nidos de los pájaros, y siempre se disponían en círculo, el aro de la nación, nido de múltiples nidos, en el que el Gran Espíritu deseaba que nosotros empollásemos a nuestros hijos.”

Gran Jefe Seattle

Sí, los indios americanos no podían entender nuestras angulosas y demoníacas viviendas, no es solo cosa mía…y os preguntareis, ¿por que demonios hablo de esto en un blog de cine?, sencillo, porque por fin voy a hablar de lo que me compete en todo este sindios del cine, la dirección de arte o, mejor aun, el diseño de producción, que tiene que ver con eso de diseñar y decorar los espacios en los que transcurrirán nuestras historias  y me gustaría demostrar que todo es cuestionable y que siempre se puede ir más allá. No quiero decir con eso que nos pongamos a hacer ahora todas las casas circulares, pero sí que seamos todos conscientes, desde la elaboración del guión, que hay un mundo entero de posibilidades en cuanto a los espacios y no siempre tendremos que encerrar a nuestros personajes en sus aburridas casas sacadas de un catálogo de Ikea. Que igual es mejor que un determinado personaje tome una decisión en un espacio abierto, que en un espacio cerrado e igual ese espacio tiene que estar lleno de gente y no tranquilo, todo cuenta, cada localización es parte de la historia.

Un tema que me indigna bastante son las casas de los personajes que se muestran completamente despersonalizadas. Esto debería ser una de las cosas más divertidas y nos empeñamos en hacer diseños vacíos y destruir su encanto tirando por lo fácil, no se le sabe dar la importancia que tiene. Cuando diseñamos y decoramos la casa de alguien deberíamos estar apagando la sed de ese pequeño peliculero que todos llevamos dentro, de ese actor frustrado, o no, que nos hace vivir el cine. Desde que decidimos donde colocamos una cama o un cenicero debemos ponernos en la piel del personaje, solo así lo comprenderemos y haremos un buen trabajo, porque no joder no, no todo vale. Y diréis entonces; ¿por que esta labor la hace el equipo de arte y no el mismo actor?, bueno, pues porque el equipo de arte tiene además del criterio estético, que va más allá del buen o mal gusto, el conocimiento del global de la película, algo fundamental para que cada secuencia no parezcan pequeñas piezas inconexas. Pero es cierto que siempre desde el respeto al trabajo de los demás es muy conveniente escuchar la sugerencias que pueda hacer un actor e incluso en determinadas ocasiones es interesante permitir al decorado cobrar vida en los ensayos, observar como interactúan los personajes con los elementos del decorado y adelantarnos a aquello que vayan a necesitar tener a mano. Es cierto que todo depende de muchas cosas, el espacio y sobretodo el presupuesto suelen ser problemitas con los que toca lidiar, pero no por ello hay que partir de lo mediocre…

Insto a tods a estar atentos en todo aquello que veáis a partir de ahora, y responded a estas preguntas:

  1. Cada localización esta elegida por algo, ¿por que?, en que ayuda para la narración, ¿cambiaría algo hacer lo mismo en otro sitio?. ¿Es esa localización la única aceptable y necesaria para que suceda la acción?. ¿por qué se deciden espacios abiertos y, o,  cerrados?, ¿que están aportando?
  2. ¿Cómo interactúan los personajes con el atrezzo?, ayuda a la narración los elementos de atrezo o por el contrario son prescindibles y podrían no estar y no pasaría nada…
  3. La arquitectura de la localización; pasillos largos, edificios altos, casa con jardín… ¿ayudan a crear el mundo donde sucede la historia, o no aportan gran cosa?.
  4. El color, ¿nos ayuda psicológicamente a apoyar la historia?. Colores estridentes para historias estridentes, colores armónicos para el lujo, colores fríos para historias frías…Evidentemente esto no es tan sencillo a la hora de diseñarlo ya que hay mucho factores que juegan, pero si debemos percibirlo como espectadores.

Una vez hayáis hecho este ejercicio responded por vosotros mismos a la pregunta que planteo como título de esta entrada: ¿Arte o decoración?; ¿es a caso sólo decorar la labor de un diseñador de producción?, ¿puede cualquiera hacer esto?…bueno, según en que proyecto puede que la respuesta sea sí, cualquiera puede, pero como alguien me dijo hoy “Hay que buscar el Sol cuando nuestro objetivo es el águila, porque si sólo buscamos el águila nos quedaremos con los cuervos”.

Y para terminar me gustaría nombrar un ejemplo muy claro en el que podréis apreciar la importancia de todo esto de lo que os he hablado claramente, igual demasiado claramente, pero no por ello deja de ser una obra maestra que demuestra un gran conocimiento de los elementos con los que un cineasta puede jugar: “Mon Oncle” de jacqes Tati.

SILENCE IS AS SEXY AS DEATH

Este mes ha sido duro, las musas me abandonaron a mi suerte y yo me dedique a quehaceres más mundanos como sacarme el carnet de conducir. Borracha de hacer feos test  la visión túnel me impidió ver más allá, por lo que sentarme a escribir ahora está siendo difícil… sería un buen momento para decir aquello de “silence  is sexy”.

Y qué demonios, eso voy a hacer, porque no hay nada mejor que cerrar la boca  cuando uno prevé que va a decir sandeces. Sin embargo, tengo un compromiso mensual con el blog de cine más popular desde “Cuadernos de cine”  así es que, sin más dilación, os propongo jugar a un juego. Voy a elegir 10 imágenes que me sugieran algo y después voy a escribir una historia con ellas, rápido, fácil y sencillo, como decía mi profesor de photoshop, no sé, igual el abandono de las musas toca a su fin…

Allá va; ¡acción fílmica!. Os cuento por pasos el proceso de este juego:

1.Busco imágenes que me sean atractivas y me las descargo.

2.Vuelvo a Word/insert/picture/from file y desde descargas voy añadiendo las diez primeras imágenes de las que he descargado en el orden que me las encuentro.

3.Escribo un pie de foto intentando crear una historia, tenga sentido o no, dejándome llevar.

4. Junto todos los pies de foto y… voilà! Ya tengo mi historieta, la cual probablemente no servirá para gran cosa, o sí, pero lo que siempre me sucede al menos a mí es que despierta algo, y eso tiene su aquel en momentos en los que uno busca inspiración.

Salut compañeros, les dejo con mi ejercicio:

“SILENCE IS AS SEXY AS DEATH”

Tengo un sueño recurrente; tengo una casa enorme, abandonada, es una casa increíble, pero está en ruinas y llena de fantasmas.

Siempre dejo escapar las oportunidades, de la misma manera que todos llaman ratas a las palomas. Inconscientes, no aprecian el mérito de su revolución silenciosa: comen nuestros desperdicios y destruyen nuestros edificios y patrimonio con sus defecaciones.

Perdóname Dios por ser humana, ser absurdo, que cabalga sobre sus iguales, nada por el aire y sospecha que algún día pescará peces sin cebo.Discúlpame por este sinsentido y deja de traerme una y otra vez a la misma casa preciosa y enferma.

Gracias.

Cierro los ojos y disfruto del suave roce de estas flores. Agudizo mis sentidos.

Escucho.

“Silence is sexy”…

…”so sexy”…

”As sexy as death”

Vuelvo a la casa, parece que yo soy uno de esos espíritus que siempre me atormentaban, es angustiante, no veo nada…Del negro paso al blanco…Maldita sea, esto también me suena. Es increible como todo se repite y vuelve, y vuelve otra vez…una y otra vez…todo lleva siempre al mismo sitio.

La casa ha explotado, esto nunca estuvo en mis sueños, pero sí lo había visto antes…Es igual y al mismo tiempo diferente.

Soy lo que pierden las palomas, pero tranquilo, no te voy a manchar la ropa tendida, ni voy a desintegrar tu edificio. Soy solo alguien que quiere volar y no puede.

Una mujer sin rostro, en un paisaje difuso.

……………………………………………………………………………………………………..

Tengo un sueño recurrente; tengo una casa enorme, abandonada, es una casa increíble, pero está en ruinas y llena de fantasmas.

Siempre dejo escapar las oportunidades, de la misma manera que todos llaman ratas a las palomas. Inconscientes, no aprecian el mérito de su revolución silenciosa: comen nuestros desperdicios y destruyen nuestros edificios y patrimonio con sus defecaciones.

"Old Games" by Miraccoon.

Perdóname Dios por ser humana, ser absurdo, que cabalga sobre sus iguales, nada por el aire y sospecha que algún día pescará peces sin cebo.

"New Territories Festival" By Clare Carter

Discúlpame por este sinsentido y deja de traerme una y otra vez a la misma casa preciosa y enferma.

Gracias.Cierro los ojos y disfruto del suave roce de estas flores. Agudizo mis sentidos.

Escucho.

“Silence is sexy”…

…”so sexy”…

”As sexy as death”

Vuelvo a la casa, parece que yo soy uno de esos espíritus que siempre me atormentaban, es angustiante, no veo nada…Del negro paso al blanco…Maldita sea, esto también me suena. Es increible como todo se repite y vuelve, y vuelve otra vez…una y otra vez…todo lleva siempre al mismo sitio.

installation by gerda steiner and jörg lenzlinger

La casa ha explotado, esto nunca estuvo en mis sueños, pero sí lo había visto antes…Es igual y al mismo tiempo diferente.

Soy lo que pierden las palomas, pero tranquilo, no te voy a manchar la ropa tendida, ni voy a desintegrar tu edificio. Soy solo alguien que quiere volar y no puede.

cathy hegman

Una mujer sin rostro, en un paisaje difuso.

EL ATARDECER

Oídos taponados, calor. Algo aprieta mi garganta y me corta la respiración. Llanto. Dolor de cabeza, flojera. Tendré que decirme que todo ha acabado, pero no es verdad, ni siquiera ha empezado.  En eso consiste la pasión, en estar muy alto o muy bajo, por eso amo el cine, bendita profesión a la que aspiro, como me ha gustado siempre jugar con mis límites…

Dije en mi primera entrada que me dedicaría a compartir cosas muy visuales, inspiradoras a ser posible, a no ser que me apeteciese hablar de algo en concreto. Pues bien, la verdad es que sí me apetece hablar de algo en concreto, podéis echarle la culpa a esta cita, y es que no siempre la inspiración viene a partir de la imagen…:

“Totalmente desprevenidos entramos en el atardecer de la vida. Lo peor de todo es que nos adentramos en él con la falsa presunción de que nuestras verdades e ideales nos servirán a partir de entonces,  pero no podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho en el atardecer es poco y lo que en la mañana era verdadero en la tarde será falso”.

Dr. Wayne W. Dyer

¿Qué quiere decir esto?. Llamémosle “punto de giro” algo que  en Hollywood sabrían muy bien en que minuto conviene introducirlo, pero que yo no puedo estar más en desacuerdo, por muy pensado que esté y por mucho que efectivamente pueda funcionar, nada es tan cuadriculado. Los hay que se empeñan en asegurar que el cine es una industria, no voy a ser yo quien niegue que efectivamente eso es lo que es, pero permítanme soñar un poco más allá.

De lo que esta cita habla es del cambio, el cambio que sucede tras un gran acontecimiento que nos hace ver las cosas de otra manera, ni que decir tiene que el cine está sufriendo un cambio, pero no es de ese cambio del que quiero hablar, es del cambio que se produce dentro de todos nosotros cuando decidimos dedicar nuestra vida a algo.

Tengo que reconocer que me siento triste y enfadada por como funciona este “mundillo” al que yo llamo “secta” en el que hay tanta pasión y en el que, sin embargo, se palpa tan poco  más allá del carácter estridente de gran parte de sus profesionales.  Hemos decidido dedicar nuestras vidas a vendernos y lo peor de todo es que no es culpa nuestra, y como bien es conocido ya en todos los ámbitos de este sistema; ponerle cara al culpable es imposible. Todo empezó cuando llamaron industria a nuestros sueños. Sí, puede sonar muy bucólico, pero  me costó muchos años darme cuenta de a que quería dedicar mi vida, así es que sí, ahora que lo he encontrado me permito llamarlo “mi sueño”. La pena es que cuando veo como funciona, me avergüenzo de llamarlo SUEÑO y me pregunto: ¿tan triste es mi vida que deseo tanto dedicarme a este despropósito de faranduleo, egos y productos? .

Cuando estudiaba Bellas Artes en Barcelona escribí un artículo en el que renegaba de los “artistas” y de las galerías, decidí estudiar cine con la idea de que dejaría atrás al “artista” para encontrarme con un conjunto de artesanos haciendo arte y eso me hacía sentir feliz. La mala noticia es que todo el mundo quiere ser el artista dentro del conjunto de artesanos y que las galerías han sido sustituidas por las productoras y, sobretodo, las distribuidoras. Vuelvo una vez detrás de otra a darme cuenta siempre, por mucho que intente escapar de ello, que este sistema caníbal se encuentra detrás de todo lo que elijo. MALDITA SEA.

Pues bien, no sé que es lo que opinarás tu, tanto si te dedicas al cine o a cualquier otro arte como si no, porque al fin y al cabo todos somos cómplices de este uróboros al que no se le ve el fin por mucho punto de giro absurdo que creamos dar, por mi parte, no sé que le deparará al cine en ese cambio que va a tener que producirse irremediablemente para su supervivencia, pero espero que cualquier movimiento que se haga sea siempre desde eso que nos motivo a todos a embarcarnos en una profesión, que más que una profesión es un estilo de vida, eso que aun sabiendo que íbamos a tener que dedicar muchas horas y salud nos hacía seguir adelante, la pasión que sentimos; ni el reconocimiento, ni el dinero, estas son cosas necesarias viviendo en el mundo en el que vivimos desgraciadamente, pero si pensamos en un cambio real, no en esos cambios que nos devuelven siempre al mismo sitio, debemos situarnos en la utopía, donde la pasión se encuentra en el mero hecho de dedicar nuestra vida a lo que nos gusta, porque nunca sentiremos que estamos trabajando, en su sentido peyorativo, cuando amamos lo que hacemos y porque sólo desde la utopía crearemos cosas nuevas en las que cabe todo el mundo de la misma manera.

Un saludo: buenas tardes.

UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Cuando me preguntaron  si quería escribir en este blog dije que sí, muy segura de mí misma. Me gusta escribir, pensé, aunque no lo haga muy a menudo, pensé… y me gusta el cine, no, ¡me apasiona!. Bueno, pues ya está: ¡no hay más que pensar!.

Mentira.

La verdad es que la combinación escribir y cine nunca se me dio bien, nunca podré ser guionista, ni mucho menos crítico de cine. Yo practico la “escriboterapia”, escribo por escribir lo primero que se me pasa por la cabeza, así es que pensar en lo que escribo no es lo mío, que le vamos a hacer. Soy de las que adoran a David Lynch y también las películas sin guión. Escribo con la mano izquierda y dibujo con el lado derecho del cerebro. No puedo evitar ser como soy, ni me interesa en absoluto ser de otra manera.

Así es que, bueno, finalmente he decidido que mis colaboraciones, a no ser que tenga la necesidad de hablar de otra idea o experiencia, serán para compartir cosas que me inspiren, que me hayan inspirado, o que puedan inspirar. Como ya he dicho, en muchos casos más en formato visual que de texto, y en el caso de ser texto, procurar que sea un texto muy “visual”. Porque , como dice el título que he elegido, UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS.

Para terminar, en esta, mi  primera entrada, quiero compartir una de esas sesiones de “escriboterapia” que realicé hace ya unos meses, más que nada para que se entienda a lo que me refiero con eso de “un texto muy visual” y, bueno, también por si a alguien le sugiere algo, que lo disfrute.

Un abrazo y buenos días.

 

DEL ROJO PASO AL NEGRO

   La nevera huele a podrido, sin embargo los cuatro alimentos que hay aquí dentro podrían ser de exposición. Esta fresa tiene un aspecto perfecto. La muerdo y todo su jugo inunda mi paladar recordándome a lo que debe saber el cielo, pero sigue oliendo a podrido, cada vez más. No entiendo nada.

 Abro todas las puertas de mi casa, abro las ventanas. La brisa corre por la casa y me hace bailar sobre mi propio eje haciendo que mi camisón blanco baile la misma melodía. Pero sigue oliendo a podrido. Sonrío ajena al hedor. Las moscas deciden ser mis compañeras de baile, cierro los ojos.

 Del blanco paso al negro.

 Disfruto del tacto de las moscas y la brisa mientras giro y giro componiendo una canción. La repito una vez detrás de otra entrando en un loop que me lleva al trance, entonces caigo al suelo desplomada.

 Abro los ojos, han pasado unos minutos, pero es como si hubiesen pasado cien años, la casa está completamente en ruinas, la hiedra se ha apoderado de ella haciéndola parte del bosque que antes sólo la rodeaba. Salgo fuera por el hueco de lo que fue una puerta y comienzo a andar.

La luz es brillante, pero muy rápidamente comienza a oscurecer, justo al mismo tiempo que me doy cuenta; estoy encerrada en un laberinto.

 Alguien me alumbra con una potente linterna y sigo corriendo por el laberinto, siento que me persiguen , pero no es cierto, estoy sola. De repente encuentro una pared que me corta el camino, doy la vuelta para ir en la dirección contraria y crece otro muro en esa dirección que me impide igualmente el seguir avanzando hacia ninguna parte, me encuentro encerrada entre cuatro muros de entre los que crecen fresales con preciosas fresas. Cada vez hay más fresas, crecen y crecen sin parar hasta que se inunda todo de rojo y entonces explotan. Caigo al suelo, me pitan los oídos.

Del rojo paso al negro.

 Abro los ojos, y allí estoy yo, tirada frente a la nevera abierta y solo llena de gusanos, rodeada de sangre.

Muerta.”

Patricia Pozo.

 

Imagen

Fotografía por Caryn Drexl