El posmodernismo me inquieta

En el capítulo de una serie,  el protagonista  se está duchando. De pronto, a través de las cortinas de la ducha, se intuye una sombra que entra en el baño  y se aproxima lentamente. El protagonista no se percata de la presencia. La cortina se descorre bruscamente, comienza a sonar la música  que Bernard Herrmann compuso para la secuencia más famosa de “Psicosis”. Lo absurdo de la parodia, la repetición plano por plano de la secuencia pero con otro tono, provoca la risa, la sonrisa, o la nada, según el caso y el humor del espectador.

En “Ted”, película escrita y dirigida por el creador de “Padre de familia”, serie reina en cuanto a referencias a películas, series, y cultura pop en general, se parodia una secuencia de “Aterriza como puedas”, que a su vez, ya parodiaba una secuencia de “Fiebre de sábado noche”. Parodia al cuadrado.  Quizá fue viendo esta película, cargada hasta el extremo de referencias a otras películas y series, cuando la sensación creciente que llevo sintiendo los últimos meses, llegó al punto de maduración suficiente como para que me  detuviera a pensar en ella. Lo reconozco, el posmodernismo empieza a inquietarme.

Me inquieta porque lo práctico, lo disfruto, y porque la mayoría de mis amigos lo practican y lo disfrutan por igual. Pero quizá, me da por pensar,  estemos llegando a un punto en el que la referencia pesa demasiado sobre la obra original que la cita. Me encantan los juegos de intertextualidad, y me apasionan las referencias cinematográficas de “The Simpsons”, por ejemplo. Toda obra creativa, todo autor, bebe de una o varias fuentes, que son más o menos fáciles de seguir. Pero me parece que últimamente, cada vez se abusa más de la referencia o la parodia para enmascarar algo más preocupante, la incapacidad de crear algo propio, original, que funcione igual de bien que la película a la que se alude. Se ha convertido en un recurso fácil. Y pongo el ejemplo de la comedia porque es donde más lo noto, pero creo que esto se está produciendo en todos los ámbitos de la cultura, por igual.

abbey-simpsons-road

Está claro que siempre aparecerá arte nuevo que sirva de referente para el próximo arte nuevo, de la misma forma que siempre hay hijos que se convierten en padres, y luego en abuelos. No obstante, también creo que quizá estamos enalteciendo demasiado el pasado, las obras de otros, y estamos descuidando la enorme tarea que nos corresponde a nosotros, habitantes del presente, que no es otra que crear savia nueva.

Estamos llegando a un punto, en el que, cada vez más, el contenido de un anuncio, o de una película, sólo es capaz de ser entendido y asumido si se conocen previamente los referentes a los que invoca. Y eso, de alguna manera, me inquieta. Porque es una tendencia que lleva cogiendo fuerza de manera exponencial, prácticamente desde que se inventó la imprenta, y que ahora, en la época de internet, tiene una fuerza y una presencia irrevocables. Así que, creadores del mundo, tengamos cuidado, o acabaremos siendo devorados por nuestros padres.

family-guy-tv-shows-10547520-1440-900

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s