ES UNA BROMA.

Maldito sea el tiempo, lo odio. Cuando era pequeño parecía estar de mi parte, presente e inmóvil, como la niebla de un día de invierno que parece formar parte de todo lo que vemos. Un día tenía veinticuatro largas horas que daban para mucho. Todo era jugar y ver películas, poco más, por lo menos ese era mi caso a los 9 años. El tiempo parecía algo lejano y el futuro lo veía parecido a Blade Runner y a Robocop. Pensaba que en el año 2000 los coches volarían y las personas serían mitad hombre y mitad máquina.  Pero no fue así. El tiempo nos dejo grandes cosas, la ciencia moderna, evolución artística, aviones, coches, lavadoras, cepillos de dientes electrónicos… pero a cambio, hemos perdido algo, el presente. Ahora el tiempo pertenece a un futuro que nos ha dado la espalda y que se oculta detrás de nuestra propia incapacidad de comprender que mañana es ahora.

Cuando era pequeño me preguntaron que quería ser de mayor ”feliz” respondí, una respuesta algo triste para un niño de 9 años, lo sé. Pero dio igual…“No Sergio, tienes que elegir una profesión” Antropólogo, dije. Me imaginé perdido en una árida montaña, desenterrando la historia, buscando respuestas en los huesos de algún primó lejano, y me gustó. Comencé a proyectar visiones de mi futuro. Era alto, delgado y llevaba gafas de tanto leer. Me sorprendía a mi mismo analizando los símbolos encontrados en un antiguo pergamino… ¿qué eran?  ¿quién los habría escrito y por que los habría enterrado? Creo haber escrito varios relatos cuando era pequeño al respecto, pero lo que no recuerdo es que yo tuviera algún libro relacionado con la antropología.  Nunca me lo plantee, igual que nunca me plantee ,que tal vez, si escribía a menudo y solo pensaba en ver películas, eso era lo que tenía que hacer. Yo “quería” ser antropólogo y todo el mundo encantado. El futuro se partía de risa… Somos una generación sobre-protegida, asquerosamente condescendiente y sobre todo, infantil. Creo que uno de los motivos de ello, es que no hemos encontrado nuestro sitio en el mundo, eso nos hace seguir pensando en un futuro ilusorio que nos aísla del ahora. Ahora es cuando soy escritor, AHORA. Ni antes ni después. Otro motivo, por supuesto, es el cine, la televisión y la publicidad, que usadas correctamente serían herramientas altamente beneficiosas, pero actualmente su función, es contraria a su naturaleza, en muchos casos.

Nos han gastado una broma pesada, algún loco. El mundo no es lo que pensábamos que sería. Creo que debemos volver al presente y escuchar nuestra voz interior sin importar lo que podamos pensar que será el futuro, no importa. Es mejor encontrar nuestro mundo ahora. Así que… escribir, cantar, bailar, luchar, follar, ayudar, estudiar, gritar…Haced lo que creáis que tenéis que hacer. Pero hacedlo ahora, por que mañana tal vez sea tarde.

Yo voy a seguir con mi guión.

Un saludo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s