El proximo día sera en serio


No ha dormido bien. Pero tampoco mal. Simplemente le encanta quedarse hasta altas horas de la madrugada viendo series extranjeras, o cine, sabiendo que ni tiene que madrugar, ni nadie cuenta con que lo haga. El sueño no es igual de reparador pero esa sensación parecida a un empacho de sueño, la mente lenta sin reflejos, le encanta. Por alguna razón ese estado, totalmente contrario a la frenética velocidad mental, con la que también disfruta, que se apodera de el cuando se pone el sol, le reafirma en su modo de vida. La cama lleva días desecha y no tiene ninguna intención de remediarlo.
Selecciona una camiseta, coge unos vaqueros del suelo y entra en el servicio. Se siente algo gordo. Debería bajar unos kilos, el pensamiento recurrente de todas las duchas, cuando encuentra sus imperfecciones desnudas ante el espejo, pero se queda en el cuarto de baño. La camiseta le queda bastante bien, y con los vaqueros los muslos pueden pasar por musculosos, tanto que a los 5 minutos el se cree su propia mentira.
Tiene que trabajar con el ordenador por lo que, mentalmente, mientras mete algo de ropa en la lavadora, realiza un planning perfecto y responsable. Se prepara la comida-desayuno que tomara viendo el capitulo de Lost que le falta. Son 45 minutos con lo que a las 15:00 puede armarse con su iPod y salir a dar un paseo. Es necesario caminar, un par de semanas antes de ponerse a hacer ejercicio, quiere adelgazar pero todo el mundo recomienda ir poco a poco, tan lentamente como sus mentiras calan en él justificándose ante cualquier fracaso con antelación.
Cuece unos huevos, abre una lata de bonitos y coge el bote de mayonesa. No es alta cocina pero lo puede mezclar en el tazón de los cereales, que es más cómodo para comer en la mesa del ordenador.
Tras el paseo llenara una botella de 2 litros de agua, a ver si se toma un par en el día y ninguna coca cola. Se sentara delante del ordenador y trabajara un rato escribiendo , otro estudiando y documentándose sin descanso hasta por lo menos las 21:00 horas, una tarde productiva y responsable. Algo que contar cuando tomando cañas sus compañeros carguen de razones sus meritos para beber esas cervezas basándose en cuitas laborales.
Se siente lleno, satisfecho estaba a las 21:00 cuando se termino la primera, pero hacerse y comerse las 2 pizzas individuales de supermercado puede que fuese demasiado. Encima esta sentado viendo en la tele algo que no le interesa y tiene que desabrocharse un botón del pantalón por culpa de su tripa. Ha fracasado, se siente sucio, aunque pensándolo un momento el iba a empezar en serio mañana. Por un ultimo capricho no pasa nada, total mañana va a madrugar un montón, ahora mismo pone la alarma a las 7:30, sale a correr 45 minutos, en casa hace 30 minutos de flexiones y después de una ducha fresca desayuna fuerte, ya que el resto del día hará muchas comidas, seis o siete, pero a base de frutas , verduras y quizás se compre esas barritas de cereales. Y encima cuando madruga y hace ejercicio se encuentra tan bien que seguro que no le cuesta nada ponerse a trabajar todo el día, recuperando el tiempo de hoy. Además por la tarde le da tiempo a ir a un museo o a la filmoteca, después, temprano, un yogurt y a la cama. Ya esta, un par de meses así y voy a tener un cuerpo de escándalo y ninguna tarea pendiente. Es tan claro y sencillo que ya se siente como si lo hubiera hecho.
Recuerda algo de embutido que le queda en la nevera, eso y la media barra de pan, con un par de lonchas de queso es un remate estupendo para la cena.
Solo tiene que despejar la mesa de latas de Coca cola vacias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s