DISTORSIÓN SONORA

Sonido y silencio, luz y oscuridad. A veces no sé que estoy haciendo, no sé por dónde seguir ni qué hacer. No sé si mi esfuerzo es suficiente o si debo continuar. ¿Estoy a ciegas, sordo o enloquecido? La verdad,  es muy probable.
Al inicio, todo está muy claro, pero por el camino, la cosa se complica. A veces cuentas con la ayuda del equipo, de un actor, de un amigo…otras veces no. La preparación suele dar seguridad en uno mismo. En un rodaje, si conoces todos tus planos, la puesta en escena, la importancia de las palabras y de las situaciones, tendrás una luz que te guíe ante los problemas. Pero tal vez el problema sea esa propia organización, que corrompe la imaginación. Todo se vuelve estático, cuadriculado.
Yo me dedico a la dirección cinematográfica, no sé por qué. Nuca lo he sabido. La gente dice dedicarse a esto porque le apasiona, porque quieren contar historias, o por un sin fin de motivos. Yo no tengo ni idea, probablemente nunca lo descubra. Aunque si sé que la búsqueda de algo sin fin, en un mundo en el que las posibilidades son mínimas, me impulsa a seguir. Pero, ¿cómo no perderse? Puedes coger una balsa, una brújula e incluso unos prismáticos, pero el camino debe hacerse al andar. Es un viaje extraño, desde luego. Siempre buscando en el fondo de la mente, buceando y buceando, cada vez más hondo, cada vez más oscuro, esperando encontrar algo. Al igual que en mi vida diaria, cuando he tenido problemas o estados de ánimo deplorables siempre he tenido algo que me ha ayudado. El sonido, la música, un elemento que trabaja directamente con las emociones. Mucha gente dice que es transformadora, yo no estoy de acuerdo. De ser así, nos afectaría a todos por igual. Yo creo es que es un vehículo, una herramienta. Como usarla depende de cada uno. Para mi, es una brújula en las profundidades.
Todo esto puede sonar un poco abstracto, pero os voy a contar dos ejemplos en los que el sonido distorsiona la realidad.

1. Desde siempre, en España, hemos tenido un problema de aceptación con nuestro cine. Yo creo que en gran parte es por culpa los doblajes de películas extranjeras. Los dobladores son muy buenos y tienen grandes voces, muchas veces los actores no pueden competir, ni si quiera Clint Eastwood, la versión española le da mil vueltas. Pero el verdadero problema, no es que se doblen las películas, sino como se hace. Siempre se graban y se montan las voces de los actores como si estuvieran en primer termino. Esto elimina parte de la espacialidad y la naturalidad de los movimientos, y acostumbra al oído a algo muy artificial, que contrasta con nuestras películas, que en muchos casos, pecan (o pecaban) de una gran naturalidad en el sonido. Todo es cuestión de dinero y tiempo. Si así suena bien… pues ala. Es cierto que se doblan mejor las películas que en Rusia, donde un doblador hace todas las voces por encima de las originales pero lo cierto es, que esto solo ha beneficiado al cine extranjero y a los dobladores y ha distorsionado en parte nuestra realidad. Y siendo más prácticos, en versión original se aprende idiomas o por lo menos, por díos, que una misma persona no doble a ocho actores, es muy molesto estar en la cocina y creer que acaba de empezar una película con Robert de Niro y resulta que es con Gene Hackman. No me entendáis mal, no estoy en contra del doblaje, sino que pienso que está mal hecho, simplemente.

2. “no sé, pero hay algo que suena mal” ¡esta frase me encanta! Una de las cosas que estoy imaginando cuando trabajo con actores, es el sonido que rodeara toda la puesta en escena. El sonido que hacen los cuerpos al moverse, la respiración, la forma en la que se articulan las palabras, los ritmos, repeticiones, la superposición de temas… Todo ello genera estructuras muy ricas, que ayudan a la dirección de actores de una manera intuitiva e imaginativa. Evidentemente hay más cosas a parte del sonido, pero os aseguro que es una brújula, que llevo a todas las partes.

Por último os dejo un video-retrato que hice el año pasado, en el que desarrollé el guión y el 75% de todo el sonido, incluyendo efectos y ambientes, paralelamente.  El 25% restante se hizo en montaje y mezclas. No es la panacea ni mucho menos, pero bueno fue un buen experimento.

Salud.

Advertisements

2 responses to “DISTORSIÓN SONORA

  1. Cada vez que veo “Sin sentido” me quedo ipnotizada por el sonido, quizá sea apuntar muy alto, pero no miento si digo que me genera las mismas sensaciones que una película de David Lynch…

  2. PERDÓN HIPNOTIZADA!!! (:-0)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s