Monthly Archives: October 2012

Un homme qui dort

GÉNERO Drama. Surrealismo
Título Original: Un homme qui dort
Francia: 1976
Dirección:  Bernard Queysanne
Guión: Georges Perec
Fotografía:  Bernard Zitzermann
Reparto: Jacques Spiesser, Ludmila Mikaël
1974: Premio Jean Vigo.

Advertisements

DISTORSIÓN SONORA

Sonido y silencio, luz y oscuridad. A veces no sé que estoy haciendo, no sé por dónde seguir ni qué hacer. No sé si mi esfuerzo es suficiente o si debo continuar. ¿Estoy a ciegas, sordo o enloquecido? La verdad,  es muy probable.
Al inicio, todo está muy claro, pero por el camino, la cosa se complica. A veces cuentas con la ayuda del equipo, de un actor, de un amigo…otras veces no. La preparación suele dar seguridad en uno mismo. En un rodaje, si conoces todos tus planos, la puesta en escena, la importancia de las palabras y de las situaciones, tendrás una luz que te guíe ante los problemas. Pero tal vez el problema sea esa propia organización, que corrompe la imaginación. Todo se vuelve estático, cuadriculado.
Yo me dedico a la dirección cinematográfica, no sé por qué. Nuca lo he sabido. La gente dice dedicarse a esto porque le apasiona, porque quieren contar historias, o por un sin fin de motivos. Yo no tengo ni idea, probablemente nunca lo descubra. Aunque si sé que la búsqueda de algo sin fin, en un mundo en el que las posibilidades son mínimas, me impulsa a seguir. Pero, ¿cómo no perderse? Puedes coger una balsa, una brújula e incluso unos prismáticos, pero el camino debe hacerse al andar. Es un viaje extraño, desde luego. Siempre buscando en el fondo de la mente, buceando y buceando, cada vez más hondo, cada vez más oscuro, esperando encontrar algo. Al igual que en mi vida diaria, cuando he tenido problemas o estados de ánimo deplorables siempre he tenido algo que me ha ayudado. El sonido, la música, un elemento que trabaja directamente con las emociones. Mucha gente dice que es transformadora, yo no estoy de acuerdo. De ser así, nos afectaría a todos por igual. Yo creo es que es un vehículo, una herramienta. Como usarla depende de cada uno. Para mi, es una brújula en las profundidades.
Todo esto puede sonar un poco abstracto, pero os voy a contar dos ejemplos en los que el sonido distorsiona la realidad.

1. Desde siempre, en España, hemos tenido un problema de aceptación con nuestro cine. Yo creo que en gran parte es por culpa los doblajes de películas extranjeras. Los dobladores son muy buenos y tienen grandes voces, muchas veces los actores no pueden competir, ni si quiera Clint Eastwood, la versión española le da mil vueltas. Pero el verdadero problema, no es que se doblen las películas, sino como se hace. Siempre se graban y se montan las voces de los actores como si estuvieran en primer termino. Esto elimina parte de la espacialidad y la naturalidad de los movimientos, y acostumbra al oído a algo muy artificial, que contrasta con nuestras películas, que en muchos casos, pecan (o pecaban) de una gran naturalidad en el sonido. Todo es cuestión de dinero y tiempo. Si así suena bien… pues ala. Es cierto que se doblan mejor las películas que en Rusia, donde un doblador hace todas las voces por encima de las originales pero lo cierto es, que esto solo ha beneficiado al cine extranjero y a los dobladores y ha distorsionado en parte nuestra realidad. Y siendo más prácticos, en versión original se aprende idiomas o por lo menos, por díos, que una misma persona no doble a ocho actores, es muy molesto estar en la cocina y creer que acaba de empezar una película con Robert de Niro y resulta que es con Gene Hackman. No me entendáis mal, no estoy en contra del doblaje, sino que pienso que está mal hecho, simplemente.

2. “no sé, pero hay algo que suena mal” ¡esta frase me encanta! Una de las cosas que estoy imaginando cuando trabajo con actores, es el sonido que rodeara toda la puesta en escena. El sonido que hacen los cuerpos al moverse, la respiración, la forma en la que se articulan las palabras, los ritmos, repeticiones, la superposición de temas… Todo ello genera estructuras muy ricas, que ayudan a la dirección de actores de una manera intuitiva e imaginativa. Evidentemente hay más cosas a parte del sonido, pero os aseguro que es una brújula, que llevo a todas las partes.

Por último os dejo un video-retrato que hice el año pasado, en el que desarrollé el guión y el 75% de todo el sonido, incluyendo efectos y ambientes, paralelamente.  El 25% restante se hizo en montaje y mezclas. No es la panacea ni mucho menos, pero bueno fue un buen experimento.

Salud.

La ceremonia – Claude Chabrol

GÉNERO Drama. Thriller
Título Original: La cérémonie
Francia: 1995
Dirección: Claude Chabrol
Guión: Claude Chabrol & Caroline Eliacheff (Novela: Ruth Rendell)
Fotografía:  Bernard Zitzermann
Música: Matthieu Chabrol
Dirección de arte: Vicent Díaz
Reparto: Isabelle Huppert, Sandrine Bonnaire, Jacqueline Bisset, Jean-Pierre Cassel, Virginie Ledoyen, Valentin Merlet, Julien Rochefort, Dominique Frot, Jean-François Perrier, Philippe Le Coq

PREMIOS:
1995: Venecia: mejor interpretación femenina (Isabelle Huppert & Sandrine Bonnaire)
1995: Premios Cesar: mejor actriz (Huppert). 7 nominaciones: incluyendo mejor película.

LA CABINA

España 1972
Dirección Antonio Mecero
Guión: José Luis Garcí y Antonio Mecero
Fotografía:  Federico G. Larraya
Reparto: José Luis López Vázquez

¿ARTE O DECORACIÓN?

Entre estas cuatro paredes, unidas por ángulos perfectos de 90grados, exactas en dimensiones a las de la casa de arriba, la de abajo, la izquierda y a la derecha. Mirando a través de la ventana, perfectamente rectangular y advirtiendo las mismas características en el edificio de enfrente, recuerdo algo que leí :

“Todo lo que hace el Poder del Universo lo hace en forma de círculo. El cielo es circular, y he oído decir que la tierra es redonda, y las estrellas son redondas. El viento, en su fuerza máxima, se arremolina. Los pájaros hacen sus nidos en forma de círculos, pues tienen la misma religión que nosotros. El sol sale y se pone en círculo, como la luna. Incluso las estaciones forman un círculo enorme, y vuelven siempre a donde estuvieron. La vida del hombre es un círculo de infancia a infancia. Nuestros tipis eran redondos como los nidos de los pájaros, y siempre se disponían en círculo, el aro de la nación, nido de múltiples nidos, en el que el Gran Espíritu deseaba que nosotros empollásemos a nuestros hijos.”

Gran Jefe Seattle

Sí, los indios americanos no podían entender nuestras angulosas y demoníacas viviendas, no es solo cosa mía…y os preguntareis, ¿por que demonios hablo de esto en un blog de cine?, sencillo, porque por fin voy a hablar de lo que me compete en todo este sindios del cine, la dirección de arte o, mejor aun, el diseño de producción, que tiene que ver con eso de diseñar y decorar los espacios en los que transcurrirán nuestras historias  y me gustaría demostrar que todo es cuestionable y que siempre se puede ir más allá. No quiero decir con eso que nos pongamos a hacer ahora todas las casas circulares, pero sí que seamos todos conscientes, desde la elaboración del guión, que hay un mundo entero de posibilidades en cuanto a los espacios y no siempre tendremos que encerrar a nuestros personajes en sus aburridas casas sacadas de un catálogo de Ikea. Que igual es mejor que un determinado personaje tome una decisión en un espacio abierto, que en un espacio cerrado e igual ese espacio tiene que estar lleno de gente y no tranquilo, todo cuenta, cada localización es parte de la historia.

Un tema que me indigna bastante son las casas de los personajes que se muestran completamente despersonalizadas. Esto debería ser una de las cosas más divertidas y nos empeñamos en hacer diseños vacíos y destruir su encanto tirando por lo fácil, no se le sabe dar la importancia que tiene. Cuando diseñamos y decoramos la casa de alguien deberíamos estar apagando la sed de ese pequeño peliculero que todos llevamos dentro, de ese actor frustrado, o no, que nos hace vivir el cine. Desde que decidimos donde colocamos una cama o un cenicero debemos ponernos en la piel del personaje, solo así lo comprenderemos y haremos un buen trabajo, porque no joder no, no todo vale. Y diréis entonces; ¿por que esta labor la hace el equipo de arte y no el mismo actor?, bueno, pues porque el equipo de arte tiene además del criterio estético, que va más allá del buen o mal gusto, el conocimiento del global de la película, algo fundamental para que cada secuencia no parezcan pequeñas piezas inconexas. Pero es cierto que siempre desde el respeto al trabajo de los demás es muy conveniente escuchar la sugerencias que pueda hacer un actor e incluso en determinadas ocasiones es interesante permitir al decorado cobrar vida en los ensayos, observar como interactúan los personajes con los elementos del decorado y adelantarnos a aquello que vayan a necesitar tener a mano. Es cierto que todo depende de muchas cosas, el espacio y sobretodo el presupuesto suelen ser problemitas con los que toca lidiar, pero no por ello hay que partir de lo mediocre…

Insto a tods a estar atentos en todo aquello que veáis a partir de ahora, y responded a estas preguntas:

  1. Cada localización esta elegida por algo, ¿por que?, en que ayuda para la narración, ¿cambiaría algo hacer lo mismo en otro sitio?. ¿Es esa localización la única aceptable y necesaria para que suceda la acción?. ¿por qué se deciden espacios abiertos y, o,  cerrados?, ¿que están aportando?
  2. ¿Cómo interactúan los personajes con el atrezzo?, ayuda a la narración los elementos de atrezo o por el contrario son prescindibles y podrían no estar y no pasaría nada…
  3. La arquitectura de la localización; pasillos largos, edificios altos, casa con jardín… ¿ayudan a crear el mundo donde sucede la historia, o no aportan gran cosa?.
  4. El color, ¿nos ayuda psicológicamente a apoyar la historia?. Colores estridentes para historias estridentes, colores armónicos para el lujo, colores fríos para historias frías…Evidentemente esto no es tan sencillo a la hora de diseñarlo ya que hay mucho factores que juegan, pero si debemos percibirlo como espectadores.

Una vez hayáis hecho este ejercicio responded por vosotros mismos a la pregunta que planteo como título de esta entrada: ¿Arte o decoración?; ¿es a caso sólo decorar la labor de un diseñador de producción?, ¿puede cualquiera hacer esto?…bueno, según en que proyecto puede que la respuesta sea sí, cualquiera puede, pero como alguien me dijo hoy “Hay que buscar el Sol cuando nuestro objetivo es el águila, porque si sólo buscamos el águila nos quedaremos con los cuervos”.

Y para terminar me gustaría nombrar un ejemplo muy claro en el que podréis apreciar la importancia de todo esto de lo que os he hablado claramente, igual demasiado claramente, pero no por ello deja de ser una obra maestra que demuestra un gran conocimiento de los elementos con los que un cineasta puede jugar: “Mon Oncle” de jacqes Tati.

Réponse de femmes

Pieza de Agnès Varda para el programa F  comme Femme de la televisión francesa en 1975
No, yo tampoco me imagino algo así en nuestra TV actual

Rodaje Pulp Fiction

Un clásico moderno.