Cosas de guión.

Este verano he dejado que atravesaran mi retina dos de los títulos más comerciales del verano. Creo que necesito unas vacaciones urgentes. El caso,  The Dark Knight Rises y Prometheus. No voy a hacer una crítica un mucho menos, simplemente voy a hablar de las “implantaciones y cumplimientos” Son dos conceptos muy conocido por los guionistas y que hace alusión a introducir una información que a lo largo del film se resignificará y dará lugar y dimensión a un momento dramático. Para que lo entendáis fácilmente, en Funny Games (Michael Haneke) hay un plano en la escena en la que el padre y el hijo salen de su barco, al principio de la película, en el que vemos que se olvidan un cuchillo- implantación-  Al final de la película cuando los dos asaltantes llevan a la mujer atada al barco, recordamos automáticamente el cuchillo – cumplimiento –  Evidentemente ésta es una de las implantaciones más típicas del cine y Haneke la utiliza a modo de parodia rompiendo las expectativas cuando uno de los asaltantes ve el cuchillo y lo tira al agua sin darle importancia.

Hay implantaciones de todo tipo y de muchos niveles. Esto depende de la habilidad del guionista para plantearla y de la habilidad del director para mostrarla. Estas deben ser implantadas con la suficiente firmeza como para hacer volar la mente del espectador a secuencias pesadas. Sin son muy sutiles el público no las percibirá y si son muy obvias, anticipará  los puntos de inflexión, que es lo que pasa constantemente en The Dark Knight Rises y Prometheus. Además, hay que ajustar los explícito de la implantación dependiendo del público al que vaya dirigido.

A mi personalmente las implantaciones que más me gustan son las de carácter más sutil, casi desdibujadas, pero que, en algún sentido, ayudan a dar forma a la película. Mulholand Drive de David Lynch,  es una película que plantea una estructura desigual, zigzagueante. Nos introducimos en el misterio e intentamos averiguarlo junto a la protagonista, no es fácil. Poco a poco la emoción va ganando terreno hasta que finalmente sentimos y comprendemos a la protagonista, aunque no sabemos muy bien que ha pasado.  La película me afecto durante unos días. Creo que el acierto de las implantaciones que hay, es que son más bien pistas para entender el conjunto, aunque no del todo. 2001: A Space Oddisey funciona de manera similar.

El problema, para algunos claro, con este tipo de planteamiento, es que el espectador tiene que poner de su parte, sino no funciona. Y ahí está el problema, que funcione. No correr riesgos. Tener una garantía de rentabilidad. Actualmente todo el mundo se queja, concretamente hablo de  las dos películas veraniegas que nombraba al principio, que todo está demasiado mascado. Que explican todo al espectador como si fuera gillipollas y que intentan atar todos los cabos por absurdos que sean. La película tiene que funcionar y satisfacer todas las necesidades de todos los espectadores. Vamos, como la mayoría de las series de televisión. La verdad es que me parece estupendo, ahora bien, ya no es que expliquen las cosas sino como lo hacen. En The Dark Knight Rises y Prometheus he visto unas implantaciones que solo provocaban risa en los mejores casos. Información que sale de la boca de los personajes de manera repentina directa y clara.  Es cierto que así se entiende bien, pero se percibe cierto desprecio hacia el espectador al tratarlo como si fuera idiota. Los actores, hacen lo que pueden pero  no se lo creen ni ellos, pobre Michael Caine…

Y bueno solo comentar que es un gusto cuando estas estructuras clásicas están bien armadas y te llevan por un paseo en el que el tiempo desaparece. La última vez que pude sentir una sensación parecida no fue con una película, fue leyendo Neonomicon de Alan Moore. Como una vez me dijo un profesor, que para introducir una implantación de manera efectiva, hay que desfocalizar. Atraer la atención hacia otro lado e introducir la información de manera natural. Como el truco de un buen mago. Alan Moore es un experto en esto. En Neonomicon, hay pocas implantaciones, pero están perfectamente introducidas, de tal manera que al llegar a los cumplimientos el horror cobra dimensiones desconocidas y no puedes dejar de leer.

Bueno voy acabando, para contrastar, os dejo algunos enlaces de películas que ni siquiera tienen implantaciones ya que poseen estructuras diferentes. Y si, cada uno tiene que poner de su parte y nadie te va a llevar de la mano.

Un saludo a todos.

El séptimo Continente de Michael Haneke

http://www.filmaffinity.com/es/film332911.html

Naturaleza Muerta de Jia Zhang ke  

http://www.filmaffinity.com/es/film652064.html

 Gummo de Harmony Korine

http://www.filmaffinity.com/es/film834914.html

Tarnation de Jonathan Caouette

http://www.filmaffinity.com/es/film436348.html

Advertisements

One response to “Cosas de guión.

  1. Comparto al 100% eso de que es insultante cuando te lo dan todo tan mascado. Si se quiere hacer cine comercial, bien, cada uno con lo suyo, pero al menos que no te traten como si fueras idiota sería un detalle. Muchos se justifican diciendo que son películas para niños fundamentalmente…esta justificación me parece aun más terrible…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s